Las ONG británicas que tratan de parar la mina china en Myanmar provocan violencia

23 de diciembre de 2014

23 de diciembre de 2014 – Este lunes 22 murió una mujer myanmarnesa cuando un pequeño grupo de granjeros, instigados por una ONG (Organización No Gubernamental) británica, atacó a los empleados en una mina de cobre financiada por China en Myanmar que estaban cercando el terreno en torno a la mina.

Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otras escuadras de choque ONG del imperio han estado tratando de parar un gran proyecto de minería de cobre en Myanmar que lleva a cabo Wanbao Mining de China, junto con una compañía de Myanmar. Cuando unos cuantos cientos de familias se negaron a aceptar la compra de su terreno el verano pasado, el gobierno y la compañía le pidieron ayuda a Aung San Suu Kyi y ella aceptó ayudar a negociar el acuerdo, dándole más dinero a los granjeros desplazados, un porcentaje más alto de las ganancias del gobierno de Myanmar y el desarrollo regional de las villas locales. Esto le acarreó la ira de sus antiguos partidarios londinenses.

Ahora, los que quedaban que no aceptaron el acuerdo, unas cuantas docenas de familias, atacaron a los trabajadores de la mina y les dispararon obteniendo la camisa ensangrentada que Amnistía y la pandilla de Soros estaban buscando. Los encabezados a nivel mundial tienen historias altisonantes sobre la dictadura opresiva de Myanmar y sus malvados amigos chinos desplegados para saquear la riqueza de Myanmar y contaminar el país.