Putin pone a Rusia en pie de guerra

22 de diciembre de 2014

22 de diciembre de 2014 — El Presidente ruso Vladimir Putin participó ayer en una reunión de la Junta del Ministerio de Defensa, celebrada en el recién inaugurado Centro de Control de la Defensa Nacional, que se puso en servicio hace más o menos una semana. Durante su alocución, Putin repasó cómo están las cosas en el terreno militar, desde su estado de preparación para defender a la nación (se ha logrado un gran avance en eso, dijo, pero todavía hay mucho por hacer) hasta las condiciones de vida de la tropa.

"Rusia va a actuar siempre de manera congruente para proteger sus intereses y su soberanía y va a luchar por fortalecer la estabilidad internacional y apoyar el mismo nivel de seguridad para todos los países y todos los pueblos", dijo Putin, según la transcripción publicada en el portal electrónico del Kremlin. "Al mismo tiempo, la situación en el mundo en torno a nosotros no se está simplificando en absoluto. Todos ustedes saben sobre los planes de Estados Unidos de construir un sistema de defensa antimisiles. La OTAN ha intensificado también su actividad, en especial en Europa del este. A este respecto, quiero decir que a pesar de todo, nuestra doctrina militar sigue sin cambios y, como ustedes saben, por naturaleza es exclusivamente defensiva. Pero vamos a defender firme y consistentemente la seguridad de nuestro país".

Putin destacó, entre otras cosas, el desarrollo de las fuerzas nucleares estratégicas. "Tenemos que desarrollar todos los componentes de nuestras fuerzas nucleares estratégicas, las cuales van a formar parte muy importante en el mantenimiento del equilibrio global y en esencia van a descartar la posibilidad de un ataque a gran escala en contra de Rusia", dijo. "En el 2015, las fuerzas nucleares estratégicas van a recibir más de 50 misiles balísticos intercontinentales. Ya se pueden imaginar el poder de esta fuerza. Tenemos que seguir modernizando nuestra aviación estratégica y poner en misiones de combate los dos submarinos portadores de misiles, Vladimir Monomakh y Alexander Nevsky".

Los dos submarinos a que hace referencia Putin son el tercer y segundo de los submarinos con misiles balísticos clase Borei que se construyen. El Vladimir Monomakh se le entregó a la Armada rusa el 10 de diciembre. Ya están bajo construcción la cuarta y quinta nave de la clase Borei en los astilleros de Severmorsk y ya se empezó a construir la quilla del sexto. Tienen planeado construir un total de ocho que va a constituir la médula de la fuerza nuclear estratégica marítima de Rusia. También avanza la modernización de la aviación estratégica de Rusia, con la entrega de los primeros ejemplares de los bombarderos modernizados Tu-160 y Tu-95 a la Fuerza Aérea.