EU respalda a Al Nusra en Siria de hecho

29 de diciembre de 2014

29 de diciembre de 2014— Los grupos respaldados por Estados Unidos que combaten al gobierno de Assad en Damasco solo pueden pelear en la parte norte y sur de Siria controlada por el Frente Al Nusra, afiliado a al-Qaeda, y otros grupos islámicos, según informa el artículo del New York Times fechado en Antakya, Turquía, un poblado a unos 100 kilómetros al noroeste de la ciudad de Idlib en Siria. Por lo tanto, EU está armando a las fuerzas vinculadas a al-Qaeda que alega estar combatiendo.

"Los grupos rebeldes nacionalistas que se llaman a sí mismos Ejército Sirio Libre se ven forzados a operar bajo el paraguas de los extremistas, irse a la clandestinidad o a huir, según insurgentes, activistas sirios, y dos altos comandantes de los grupos del Ejército Sirio Libre (ESL) financiado por Estados Unidos", informa el Times. La caída de la base del ejército en Wadi al-Deif, en la provincia de Idlib, es emblemática de esta situación. Si bien difieren los relatos sobre cómo se desarrolló la batalla, lo que está claro es que se usaron cohetes antitanques hechos en EU y Al Nusra se adjudicó la victoria. "Eso significa que los combatientes respaldados por EU solo pudieron avanzar porque trabajaron junto con el Frente Nusra, que el gobierno de Estados Unidos tiene en la lista de grupos terroristas, o que ellos perdieron armas que les quitaron los combatientes Nursa, uniéndose efectivamente al grupo o viéndose forzados a seguir sus órdenes" informa el Times.

Jamal Maarouf, el comandante patrocinado por EU en el Frente de Revolucionarios Sirio, uno de los grupos que fueron expulsados del norte de Siria por Al Nusra el mes pasado, confirmó que ésta era la situación. En una entrevista, le dijo al Times que "ninguna fracción del ESL en el norte puede operar sin la aprobación de Nusra. Nusra no puede cubrir toda la zona, así que ellos los necesitan. Pero una vez que ellos toman el control, van a confiscar todas las armas u obligar a esas facciones a jurarles lealtad".

En el sur, los grupos rebeldes sirios que están siendo entrenados y equipados bajo cubierta por la CIA de EU, alegan que tienen más libertad de acción. Sin embargo, insurgentes familiarizados con las batallas ahí le dijeron al Times que su éxito va unido a la ayuda que han recibido de combatientes de al Nursa quienes han debilitado las defensas del gobierno con bombas suicidas.