¿Después de Grecia, viene Portugal?

6 de enero de 2015

6 de enero de 2015 — El anuncio de las elecciones anticipadas en Grecia está reverberando por toda Europa, especialmente entre aquellos que sufren también de los rescates financieros y los memorandos de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Comisión Europea). Uno de esos países es Portugal, en donde se van a celebrar elecciones generales el próximo octubre, y ya ha habido llamados para que se renegocie la deuda.

El gobierno actual, una coalición de los Social Demócratas con el Partido del Pueblo, encabezado por el primer ministro Pedro Passos Coelho, tiene ahora problemas con el Partido Socialista que encabeza las encuestas.

Aunque oficialmente Portugal "salió" de los rescates en mayo pasado, la situación económica sigue siendo un desastre y se espera que empeore, en la medida en que se implementan mayores medidas de austeridad. Ahora el gobierno quiere aumentar el impuesto al valor agregado (IVA) de 23% hasta un 23,25% el próximo año, que es una tasa enorme para uno de los países más pobres de la zona del euro. La Comisión Europea (CE) rechazó los planes del gobierno de elevar el salario mínimo a 505 euros al mes. La tasa oficial de desempleo en Portugal es actualmente de alrededor de 13%, menor que el 15.5% registrado en el tercer trimestre del 2013. Existen planes para hacer mayores recortes en salud y educación, a pesar del decreto de la Corte Constitucional que falló en contra de varias medidas de austeridad en el presupuesto federal del 2014.

El gobierno de Passos Coelho ha sentado las bases para otra crisis de la deuda al refinanciar una gran porción de su deuda que no se vence sino hasta el 2016.

El partido de Passos Coelho, el Socia Demócrata, sufrió en octubre la peor derrota electoral local en dos décadas.

El nuevo dirigente del Partido Socialista portugués, António Costa, ya esta bajo presión de una facción del partido para que renegocie el rescate financiero y el memorando de Portugal, en donde solo los pagos a la deuda constituyen el 5% del PNB, dos veces más que el déficit del gobierno.

Internamente hay una pelea obvia en el país. Poco después de que las encuestas rebelaron que el Partido Socialista estaba 10% por encima de los Social Demócratas, en noviembre pasado metieron a la cárcel al ex primer ministro socialista José Sócrates acusándolo de corrupción y se le negó fianza, a pesar del hecho de que no se le había establecido un proceso formal. De hecho el dirigente socialista Costa realizó una visita "privada" a Sócrates en la prisión que muy publicitada y captó todos los encabezados, en donde Costa calificó a Sócrates como "un combatiente".

El arresto se produjo después de que el llamado "escándalo con la visa dorada" llevó a la renuncia al ministro del Interior Miguel Macedo. El escándalo involucraba sospechas de abusos en un programa del gobierno que le daba permisos de residencia rápidos a inversionistas extranjeros.