El euro sigue hundiéndose

9 de enero de 2015

9 de enero de 2015 — Luego de una caída de 5% el martes 6, el euro cayó otro medio punto porcentual el miércoles 7 en su cotización frente al dólar, colocándose a 1.18 por dólar, el nivel más bajo en nueve años. Los medios informativos financieros están llenos de comentarios nerviosos en el sentido de que el euro podría devaluarse aún más hasta quedar a la par con el dólar, y que la única esperanza de sobrevivencia es que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, realmente soltara las amarras de la Emisión Cuantitativa (EC) —la emisión de dinero para colocarlo en los bancos insolventes— en la próxima reunión del organismo el 22 de enero, tres días antes de las amenazantes elecciones en Grecia.

"Yo diría que hay muy buenas posibilidades de eso [paridad euro-dólar] antes de las elecciones [en Estados Unidos] el próximo noviembre (2016)", le dijo a la cadena CNBC Marc Chandler, principal estratega sobre mercado de cambios de Brown Brothers Harriman. "Nosotros sabemos que la Reserva Federal de EU va a elevar las tasas de interés tarde o temprano, y el BCE va a hacer la EC tarde o temprano. Lo único que yo veo es una trituradora que baja constantemente".

Mientras el euro se hundía, la canciller alemana Angela Merkel viajó a Londres a una reunión de seis horas con el primer ministro David Cameron, que ocurrió, bastante apropiadamente, en un museo. Supuestamente iban a discutir el futuro del Reino Unido en la Unión Europea (UE), pero es una apuesta segura decir que en realidad lo que estuvo como tópico principal de la agenda fue la crisis griega.

Mientras tanto, Islandia anunció que planea retirar formalmente su solicitud de ingreso como miembro a la Unión Europea. En palabras de Nigel Farage, dirigente del Partido UKIP británico, "esta maniobra de las autoridades de Islandia y la creciente oposición en el Mediterráneo a la UE muestra que la idea de la inevitabilidad de la integración de la UE ha quedado aplastada. Cada vez más y más poblaciones por toda Europa, no quieren unirse a la UE, o, como en el caso de Grecia, quieren salirse totalmente de la moneda del euro".