China responde a los desplantes imperiales de Obama

23 de enero de 2015

23 de enero de 2015 — Todos los medios periodísticos estatales de China publicaron comentarios en contra de las diatribas belicistas sicóticas que profirió el Presidente Barack Obama en su informe sobre el Estado de la Unión el pasado martes 20.

Un editorial en el periódico chino en inglés de circulación internacional, Global Times, titulado "Discurso muestra ambición de EU para dominar el mundo", cita lo siguiente del discurso de Obama: "Pero mientras hablamos, China quiere escribir las reglas para la región de más rápido crecimiento en el mundo. Eso pondría a nuestros trabajadores y empresas en desventaja. ¿Por qué dejaríamos que eso ocurra? Nosotros debemos escribir esas reglas".

El editorial responde con una cita de Zha Xiaogang, un investigador del Instituto de Shangai para Estudios Internacionales: "El discurso de Obama indica que Estados Unidos quiere todavía dominar al mundo. Les preocupa que el rápido desarrollo de China desafiará la posición de Estados Unidos".

También cita a Li Haidong, de la Universidad China de Relaciones Internacionales: "Estados Unidos debería poner más atención a desarrollar la cooperación con China en vez de excluir a China en sus pactos comerciales regionales". Este señalamiento en esencia suscribe la resolución del Instituto Schiller que exhorta a Estados Unidos y a Europa a que acepte "el generoso ofrecimiento a colaborar con los BRICS".

El periódico China Daily por su parte, en vez de escribir una editorial, publican un artículo en la página editorial firmado por un profesor del Reino Unido que está de visita en la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de Pekín, Mike Bastin, titulado "El discurso de Obama, una muestra de la hipocresía de EU". El artículo cita a Obama: "Estamos demostrando el poder de la fortaleza y la diplomacia estadounidense. Sostenemos el principio de que las naciones grandes no pueden intimidar a las pequeñas".

"Esto fue impresionantemente hipócrita. Una vez más, es a China a donde se debe prestar atención para ver la diplomacia genuina y la participación internacional orientada a fortalecer la economía mundial. Tristemente, es hacia Estados Unidos hacia donde no se necesita ver más lejos para presenciar una cultura de intimidación y beligerancia hacia los demás, a menudo hacia las naciones más pequeñas y más débiles. Se puede encontrar un ejemplo importante reciente con el lanzamiento el año pasado del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura encabezado por china", escribe Bastin, y señala que Obama ejerció "presión importante sobre Australia y Corea del Sur para que no firmaran como miembros fundadores del BAII".

"Obama, el muchacho intimidador estadounidense, sin embargo, se elevó a la más alta de las alturas de la hipocresía en su discurso sobre el Estado de la Unión, cuando comentó que 'como estadounidenses, respetamos la dignidad humana... motivo por el cual he prohibido la tortura'. Lo que no mencionó Obama es la enérgica y prolongada acción de retaguardia que está dirigiendo contra el informe de la Comisión de Inteligencia del Senado sobre la tortura de la CIA, el cual expone de manera inequívoca los abusos generalizados contra los derechos humanos y la dignidad humana. Como parte de esa acción, Obama también ha bloqueado, de manera increíble, cualquier proceso judicial contra los torturadores", agregó Bastin.