Las elecciones en Grecia trazan la línea de batalla: o Solón y Hamilton o el imperio británico

26 de enero de 2015

26 de enero de 2015 — Grecia eligió al primer gobierno que se opone a los rescates de los banqueros en Europa desde que la oligarquía europea lanzó su política de pesadilla de rescatar a los bancos sin importar qué tanta gente tenga que morir por eso. Lo que todo mundo se pregunta ahora es si España, Portugal o incluso Italia e Irlanda no seguirán sus pasos. La verdadera cuestión es que se ha trazado las líneas de batalla: o triunfan las ideas de Solón y Alexander Hamilton o Europa se hunde junto con el imperio británico.

Los resultados oficiales electorales del Ministerio del Interior de Grecia, para la medianoche hora del este de Europa, mostraban una abrumadora victoria de Syriza y su programa de izquierda contra la austeridad, con 36.12% del voto, lo que le dio al partido 149 de los 300 escaños del parlamento griego (el ganador de las elecciones recibe 50 escaños extra). El partido Griegos Independientes obtuvo 4.96% de la votación lo que les da 13 escaños. Lo más probable es que el próximo gobierno griego esté encabezado por Syriza en coalición con Griegos Independientes.

En declaración dada a conocer después de que las encuestas de salida mostraban que ellos iban a la cabeza, el líder de Syriza, Alexis Tsipras, declaró que fue "una victoria histórica para el pueblo griego, que se pronunció abrumadoramente en contra de la austeridad, enviando un mensaje a Europa que se puede convertir en la plataforma de lanzamiento de cambios por toda Europa. Syriza asume la responsabilidad de formar un gobierno de salvación social con el fin de instrumentar el programa de Salónica y negociar en Europa".

En declaración que dio luego de emitir su voto, el líder de Griegos Independientes, Panos Kammenos, declaró que hoy "estamos enviando un mensaje de esperanza. Es un día para la república, un día venturoso para la historia de Grecia. Un día en que el pueblo griego decidió retomar la soberanía, la democracia y el restablecimiento de su Constitución. Ya no habrá una Grecia que se maneje con correos electrónicos. Griegos Independientes prometió que nosotros somos reguladores y lo somos. A partir de mañana nosotros vamos a ser los garantes del curso de nuestro país, en donde todos los griegos van a estar unidos" para defender la nación.

Reuters cita a un Anatonis Balousis, carnicero de 54 años, quien dijo: "Esta es una victoria muy importante para Grecia y Europa. Vamos a probar que es posible una política diferente para Europa".

El partido gobernante saliente, Nueva Democracia, quedó en segundo lugar con 28.08% de los votos obteniendo 77 escaños. El partido fascista Amanecer Dorado quedó en tercer lugar con 17 escaños, uno menos que en las elecciones anteriores. El cuarto partido fue To Potami, un nuevo partido de contrapandilla creado para tratar de restarle votos a Syriza, con 16 escaños. El partido comunista KKE entró en el siguiente lugar, con menos de la mitad de la votación que obtuvieron en las pasadas elecciones y ahora tienen 13 escaños. Ningún otro partido rebasó el umbral de 3%.

Varios líderes políticos de toda Europa se movieron rápidamente para manifestar su apoyo a la victoria de Syriza. Katja Kipping, líder del partido Die Linke de Alemania, elogió la victoria de Syriza por ser "el principio de la primavera en Europa".

En España el líder del partido Podemos, de oposición a la austeridad, Pablo Iglesias, dijo en una concentración de partidarios: "La esperanza viene. Huye el miedo. Syriza y Podemos, vamos a ganar". Podemos ha estado encabezando las encuestas públicas y bien pudiera ganar las elecciones municipales y regionales en mayo y las elecciones generales de diciembre en España.

En Irlanda, el vocero de Sinn Féin, Pearse Doherty, felicitó a Syriza y apoyó el llamado de Syriza a una conferencia europea sobre la deuda, diciendo "yo quiero felicitar al señor Tsipras y a su partido por esta victoria asombrosa, que va a traerle verdaderos cambios al pueblo de Grecia y brindar una oportunidad de cambio progresista en Europa. Syriza prometió renegociar la deuda de Grecia si ganaba las elecciones y convocar a una Conferencia Europea sobre la Deuda, lo que va a ser del interés de Irlanda también".

Doherty atacó después al primer ministro Enda Kenny: "Enda Kenny rechazó tajantemente la idea de una conferencia sobre la deuda cuando Gerry Adams le planteó la idea en el Dáil [parlamento] la semana pasada. Irlanda no debería depender de Grecia para proponer algo que tan obviamente forma parte de nuestro interés. Si Enda Kenny y su gobierno no van a defender a los ciudadanos irlandeses, entonces deberían dejar sus cargos y permitir que el pueblo elija a un nuevo gobierno que sí lo haga".

En Alemania, el tabloide de circulación masiva Bild Zeitung encabezó su artículo sobre la victoria de Syriza "Triunfa Syriza, el terror del euro".