Experto alemán: Washington utiliza Blackwater en Ucrania para imponer una "solución militar"

28 de enero de 2015

28 de enero de 2015 — Por primera vez una destacada voz en Alemania se pronunció en contra de las declaraciones a favor de los nazis que dio en Berlín recientemente el primer ministro ucraniano Yatzenyuk. El veterano corresponsal del Die Zeit y asesor de entidades del gobierno alemán sobre extremismo islámico, Michael Luders, le dijo el 20 de enero a la televisora Phoenix que la declaración de Yatzenyuk en Berlín, de que Alemania y Ucrania fueron las víctimas de la agresión soviética en la Segunda Guerra Mundial, era inaceptable.

Luders destacó que los gobiernos de Europa han empezado a darse cuenta de que sus intereses no son los mismos que los del régimen de Washington. Alemania ya ha perdido cerca de 40 mil millones de euros en comercio con Rusia. "Los estados de la UE, y en particular Alemania, tienen que hablar abiertamente" con Estados Unidos en el sentido de que "no estamos dispuestos a ver que ocurra una guerra en la mitad de Europa".

Luders señaló que Rusia está reaccionando a las presiones provenientes de occidente, fortaleciendo su cooperación con China, Turquía, Irán e India y "nosotros en occidente vamos a pagar el precio" en particular los contribuyentes alemanes.

Luders concluyó con la denuncia de que hay 500 mercenarios de la antigua compañía Blackwater en el territorio ucraniano. "El gobierno ucraniano está determinado a resolver el problema militarmente... y uno tiene que asumir que no tomó ésta decisión por sí solo", ya que el gobierno está quebrado y no tiene recursos militares o financieros de su propia cuenta para una ofensiva. "Los europeos no están entusiasmados con estos sucesos". Ha habido contactos entre el régimen de Kiev y Washington, y en Ucrania "hay 500 mercenarios de la organización Blackwater que en el ínterin cambio de nombre".