Presidente de Nicaragua sabotea la reunión privada de los Presidentes en la cumbre del CELAC en Costa Rica

31 de enero de 2015

31 de enero de 2015 — En la tercera cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebrada en Costa Rica el 28 de enero, el Presidente de Nicaragua Daniel Ortega saboteó una reunión entre los 21 jefes de Estado asistentes, programada para reunirse en privado.

En diciembre pasado, durante la ceremonia oficial de inicio de obras para la construcción del nuevo Canal Interoceánico de Nicaragua, Ortega había anunciado que se proponía hacer una presentación sobre el proyecto del canal ante los jefes de Estado que asistirían a la cumbre de Costa Rica.

Sin embargo, por razones aún desconocidas, hizo todo un desplante infantil que evidentemente tendría como resultado que se cancelaría la reunión, cuando pretendió incluir como miembro de la delegación oficial de Nicaragua, al activista independentista de Puerto Rico, Rubén Berrios, a quien le ofreció el tiempo asignado a Nicaragua para hablar de su causa. Como era de esperarse, esto provocó un disgusto y oposición entre muchos de los delegados que le señalaron a Ortega que eso violaba las normas acordadas para la reunión, que el Presidente de Costa Rica, Guillermo Solís, se vio forzado a suspenderla en definitiva.

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, nuevo presidente pro tempore criticó a Ortega por sentar "un precedente muy negativo". En la cumbre de las Américas, dijo, Estados Unidos no le pudo ceder tiempo a Inglaterra para que hiciera cabildeo por su posición en las Malvinas, así que Nicaragua no tiene el derecho de ceder a Berríos su tiempo para hablar.

La declaración final que surgió de la cumbre del CELAC fue muy general, afirmando el compromiso del grupo con el desarrollo, la reforma del sistema financiero global y haciendo un llamado a una nueva arquitectura financiera internacional, pero sin ningún sentido de la grave crisis coyuntural que enfrenta la humanidad, o algún enfoque en la perspectiva de desarrollo alternativa que ofrecen los BRICS. Dedica una oración a aplaudir la reunión del 8 y 9 de enero del Foro China-CELAC en Pekín y expresa su compromiso para "continuar explorando las posibilidades de sostener intercambios con el Grupo BRICS", así como también con otros grupos regionales como la Unión Africana y la Liga de Estados Árabes.