Tsipras, en gira por una Europa inspirada por la revolución en Grecia

2 de febrero de 2015

2 de febrero de 2015 — El primer ministro griego Alexis Tsipras empezará la próxima semana su primera gira internacional, en la cual visitará primero Chipre y después París, Roma y Bruselas.

En Estrasburgo, el presidente del Parlamento Europeo, Martín Schulz, recién llegado de Atenas, se reunió con el Presidente francés Francois Hollande y la canciller alemana Angela Merkel, en una cena de 30 platillos diferentes con Grecia como su platillo principal. No dieron a conocer ninguna declaración después de los postres, pero un asistente de Schutz dijo que fue una "discusión amistosa y constructiva", que según la propia interpretación de Schulz significa que hubo desacuerdos. Según Le Figaro, Paris quiere servir de vínculo entre el gobierno de izquierda radical de Atenas y los acreedores europeos. El diario señaló que en medio de los 30 diferentes platillos, Hollande mencionó "métodos" y "opciones" de diálogo entre Merkel y Tsipras.

Merkel no perdió tiempo reafirmando su política. En entrevista con el Hamburger Abendblatt descartó cualquier reducción de la deuda. "Europa va a continuar mostrando solidaridad con Grecia, así como también con otros países particularmente afectados por la crisis, si esos países implementan reformas y medidas de ahorro", dijo la Merkel. Agregó que "ya los acreedores privados voluntariamente aceptaron algunas reducciones, los bancos renunciaron a miles de millones de sus reclamos sobre Grecia... Yo no veo ningún nuevo alivio a la deuda".

Su ministro de Finanzas Wolfgang Schauble salió a respaldarla, advirtiendo a Atenas que no use tácticas de negociación de mano dura: "No hay discusión con nosotros sobre esto y lo que es más, somos díficiles de chantajear" según se cita a Schauble en Berlín.

El gobierno de España y Portugal, que para fin de año van a ser "gobiernos salientes", dijeron que ellos no iban a apoyar la conferencia sobre deuda propuesta por Syriza, según se informa. Una declaración de la oficina del primer ministro de Portugal dice que "Portugal, Irlanda y España han implementado las reformas necesarias y lo siguen haciendo. No vamos a espantar a los inversionistas con una conferencia que tiene que ver con condonaciones en la UE. Podemos tener una deuda elevada pero es manejable".

El principal asesor económico el primer ministro español hizo una declaración similar: "Si Grecia no provoca a la UE no va a haber problemas, si no, habrá problemas en todos los frentes".