Hay que sacar la economía de EU del quebrado Wall Street, y crear crédito federal para generar empleo y crecimiento

27 de enero de 2015

27 de enero de 2014 — El sistema de bancos de Wall Street enfrenta de nuevo una crisis de bancarrota, esta vez disparada por el desplome del precio del petróleo y la deuda relacionada con los bienes básicos y los derivados financieros, e incluso los bancos centrales saben que en esta ocasión será tan mala o peor que la del crac del 2008.

En general estos bancos han estado en bancarrota desde que se eliminó la Ley Glass-Steagall. La crisis de bancarrota de Wall Street se empeora debido a la caída libre del euro y al hecho de que todos los grandes bancos europeos, en particular los bancos de Londres, están cargados hasta la coronilla con valores de deuda tóxica de variedad diversa, y no han eliminado nada del papel tóxico que tenían desde el 2008.

Un crac financiero peor que el 2008 se avizora sobre todo este sistema de bancos quebrados de Londres y Wall Street. Estados Unidos debe de actuar de inmediato para generar un amortiguador para su economía y sus ciudadanos contra este crac.

Realmente se los bancos de Wall Street se deberían cerrar, intervenirlos y someterlos a una reorganización de bancarrota de manera que sigan operando las funciones limitadas de banca comercial. Pero su capacidad de manejar las cosas en la economía estadounidense se debe terminar ya, o si no, la economía enfrentará una terrible crisis.

Con la reinstitución de la ley Glass-Steagall se comienza la reorganización por bancarrota de esos mega bancos, separando sus entidades especulativas que están condenadas sin remedio, aparte de sus entidades de banca comercial regulada y asegurada por la FDIC; y los primeros se pueden ir a la basura.

En vez de esas entidades especulativas se debe crear un amortiguador para generar crédito, crédito del gobierno federal, para poner a trabajar a la gente en empleos productivos y bien pagados. Esto significa sobre todo, el trabajo necesario para la construcción de nuevos proyectos fundamentales de infraestructura moderna.

Asimismo, la creación de una fuente de crédito federal que puedan utilizar los estados y el gobierno federal para proporcionar empleo calificado y desarrollo económico. Estados Unidos debe incurrir en una deuda limitada para hacer eso, pero dedicada por completo a este propósito. Esto se ha hecho antes, y se debe hacer de nuevo.

Crear una Corporación de Finanzas para la Reconstrucción (CFR) con capital inicial del gobierno, que emita bonos de la CFR al público y a los bancos comerciales para apoyar los proyectos nacionales y estatales.

Y crear un Banco Nacional con un capital inicial de una nueva deuda de la Tesorería, y facilitar la gran mayoría del capital de ese banco mediante el cambio voluntario de los bonos del Tesoro existentes de 3 a 30 años. Si se invierten voluntariamente unos $500 mil millones de dólares de deuda del gobierno de EU en el Banco Nacional, el Tesoro puede emitir $500 mil millones de dólares en certificados del Tesoro al Banco para empezar a ofrecer crédito para las actividades productivas y el empleo.

Se ayuda a los estados para construir una red ferroviaria nacional de alta velocidad. Se otorga crédito para apoyar la emisión de bonos estatales y municipales para construir nueva infraestructura económica. Se facilitan medidas para proporcionar a los estados azotados por la sequía, para llevar a cabo desvíos de agua a gran escala hacia una red de plantas nucleares de desalación. Se restaura y se reemplaza la antigua red de esclusas y represas, mediante obras de navegación pluvial y gestión de agua, así como protección de inundaciones y tormentas. Se restauran los recortes en la atención médica, de servicios de bomberos, sanidad pública y purificación de agua, además de construir nuevas obras para esos fines. Y se recuperan los niveles de inversión históricos del país para la inversión en proyectos de la NASA.

Lo más decisivo para crear este nuevo Banco Nacional y esta CFR, es que Estados Unidos se una al BRICS. Que acepte el ofrecimiento que hizo el Presidente de China, Xi Jinping, a Obama en la cumbre de la APEC en noviembre pasado.

El Banco Nacional y la CFR se utilizan para integrarse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y a los demás nuevos bancos de desarrollo internacional creados para la realización de los proyectos de infraestructura de la Nueva Ruta de la Seda y de la Ruta Marítima de la Seda que se han creado desde que se llevó a cabo la cumbre de los BRICS con sus aliados en Brasil en julio del año pasado. En este proceso, se multiplica el amortiguador del crédito federal para nuevas inversiones en infraestructura y en productividad en Estados Unidos.

Se trata de crear una nueva plataforma para la economía de Estados Unidos, "impulsada" por el desarrollo de las tecnologías de fusión y por la energía de fusión termonuclear. Volver a la lanzar la presencia de Estados Unidos en el sistema solar en competencia y en cooperación con el programa lunar de China, que es ahora el principal programa espacial del mundo.

El nuevo estallido de Wall Street golpeará a la economía como en una gran guerra. Y la desesperación de Wall Street se está convirtiendo en una escalada de guerra financiera y de otras acciones bélicas en contra de los supuestos "enemigos", China y Rusia, lo cual conduce hacia una verdadera guerra termonuclear.

Es por eso que se deben iniciar ya, de inmediato, las nuevas instituciones y la nueva plataforma económica. Tenemos que poner todos los recursos disponibles para hacer que suceda.

Face Mask Required Signs for Businesses, Restaurants and Offices