Ministro de defensa de Grecia Kammenos pide un plan B: buscar financiamiento de China y Rusia

11 de febrero de 2015

11 de febrero de 2015 — El ministro de la Defensa de Grecia, Panos Kammenos, dejó caer lo que se dice una "bomba" cuando le dijo a la televisión griega que el país se tendría que plantear un "Plan B" en caso de que la Unión Europea (UE) rechace las propuestas de Grecia. Ese plan incluiría buscar ayuda financiera de Estados Unidos, Rusia y China. Durante su presentación en la televisora Mega de Grecia este lunes 9, el ministro de la Defensa dijo "en el mejor de los casos podrían ser los Estados Unidos, podría ser Rusia, podría ser China u otros países". Agregó que esto podría tomar la forma de concesiones para infraestructura de gran envergadura como puertos, en lo que Moscú ha expresado interés.

"Lo que queremos es un acuerdo" subrayó Kammenos. "Pero si no hay ningún acuerdo y si vemos que Alemania continua inflexible y quiere hacer estallar en pedazos a Europa, entonces nosotros tenemos la obligación de seguir adelante con el plan B. El plan B es obtener financiamiento de otras fuentes".

"Yo tengo muy buenas relaciones con Rusia. Nosotros hemos hablado con los rusos sobre el plan B. Están pensando en levantar el embargo contra productos griegos y retomar las importaciones"dijo Kammenos, y agregó que "tenemos interés en cooperar con los rusos en el gasoducto". Dijo que la deuda es insostenible y que ahora el gobierno griego está exigiendo una "quita", o una reducción de la deuda, sin importar cómo se haga y cómo se le llame.

Cabe destacarse que las recientes encuestas de opinión muestran que si las elecciones se celebraran hoy, Griegos Independientes el cual encabeza Kammenos, más que duplicaría sus votos del 4.75% al 10%, y los votos provendrían de los partidarios de Nueva Democracia, que solo recabaría el 18% de los votos del 28% con que contaba antes. El partido gobernante Syriza, también aumentaría su votación, y obtendría hasta el 49% lo que le daría al gobierno una mayoría de dos terceras partes.

Se anunció que el ministro de Relaciones Exteriores Nikos Kotzias visitaría Berlín este martes 10 y Moscú al día siguiente, para sostener pláticas con sus homólogos ruso y alemán. Entre los temas a tratar en ambas capitales se encuentra la situación de Ucrania, la posición de Grecia con respecto a las relaciones turco-griegas, el problema chipriota y la estabilidad en la zona de los Balcanes.

El periódico Kathimerini cita fuentes no identificadas que señalan que Kotzias ya presentó una queja ante la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini, así como también ante otros funcionarios de Bruselas, sobre la indulgencia del bloque hacia Turquía luego de que violara la zona económica exclusiva de Chipre (EEZ) con la fragata investigadora Barbaros. Otros temas incluidos habrían sido los Balcanes, en particular el tema de Serbia y Kosovo, y una solución a la disputa por el nombre de la Otrora República Yugoeslava de Macedonia (FYROM, por sus siglas en inglés, como se le conoce en la ONU) como condición para la seguridad regional.