Obama es uno de los jefes del Ejecutivo más belicosos en la historia de Estados Unidos

12 de febrero de 2015

12 de febrero de 2015 — En un artículo sin tapujos en la sección editorial de Eurasia Review del miércoles 11, David Lindorff, que también escribe para Counterpunch y The Nation, entre otras revistas, dijo que el ganador del Premio Nobel de la Paz, Presidente Obama es "uno de los jefes del Ejecutivo más belicosos en la historia de los Estados Unidos".

Lindorff hace un recuento del belicismo de Obama en sus seis años como Presidente, y destaca que Obama, quien durante su campaña presidencial solía hablar sobre "guerras buenas" y "guerras malas", "parece que no puede encontrar una guerra que él no considere que es una 'buena idea' una vez que se convirtió en el comandante en jefe".

"Resultó que Obama, al tomar posesión, tuvo dificultades para decirle adios a la ocupación de Iraq, por lo que solo se salió cuando el gobierno iraquí lo forzó a irse, al negarse a continuar dándole a las fuerzas de EU la inmunidad legal para matar civiles iraquíes. En Afganistán, decidió copiar el mismo arranque, un aumento masivo en los asesinatos selectivos y la violencia que él había condenado anteriormente en Iraq. Después intensificó más aún su campaña con el lanzamiento de ataques con drones y bombardeos en otros siete países", señala Lindorff.

"Más recientemente empezó una guerra aérea en contra de Siria (está bien, él dice que es en contra del llamado Estado Islámico, pero todo el mundo sabe, con la excepción de un puñado de ciudadanos estadounidenses pobremente informados, que en última instancia es en contra del gobierno sirio). Su Secretario de la Defensa, Ashton Carter y su Secretario de Estado, John Kerry promueven el envío de armamento pesado e, inevitablemente, de asesores estadounidenses a Ucrania para intensificar la participación de EU en la guerra civil ahí.

"Lo que vuelve ésta última guerra particularmente peligrosa es que durante todo éste tiempo, el laureado por la paz, Obama, ha dejado en claro que el 'enemigo' es el Presidente de Rusia Vladimir Putin y las fuerzas armadas de Rusia", señala Lindorff. Ridiculizando la perorata de Obama en contra de Rusia con relación a Ucrania, Lindorff destaca que fue el gobierno de Obama el que "orquestó y fomentó originalmente el golpe de Estado fascista que derrocó al gobierno electo de Ucrania, desatando un enorme pogromo en contra de los ucranianos de origen ruso en el este del país y provocando el actual conflicto armado, y sin importarle que las preocupaciones rusas sobre Ucrania derivan de una larga historia de décadas en donde Estados Unidos han estado empujando a la OTAN cada vez más cerca de la frontera occidental de Rusia, en donde Ucrania no es más que la último gota".