Ex jefe del MI6 advierte sobre el peligro de guerra con Rusia

18 de febrero de 2015

18 de febrero de 2015 — Sir John Sawers, jefe del MI6 hasta noviembre del 2014, dio un discurso en el King's College de Londres en donde advirtió que "la crisis de Ucrania ya no es solo sobre Ucrania. Ahora es una crisis mucho más grande, más peligrosa, entre Rusia y los países occidentales, sobre los valores y el orden en Europa". Sawers, en su primer discurso público desde que se retiró como jefe del Servicio de Inteligencia Secreto, advirtió específicamente de no provocar a Rusia, que cuenta con un formidable arsenal nuclear, y suscribió los esfuerzos de la canciller alemana Angela Merkel por restablecer la calma en Ucrania.

Sawers se suma así a otras voces en Europa (como la revista Der Spiegel de Alemania) y en Estados Unidos (como la del ex diplomático y experto sobre Rusia Jack Matlock) que piden cordura a la hora de tratar con Rusia, para evitar el peligro inminente de una guerra termonuclear.

Según las reseñas en la cadena BBC y en el periódico Guardian, Sawers advirtió que si los países occidentales decidían "emprenderla contra Moscú" entregándole armas a Ucrania, entonces lo más probable era que respondiera el Presidente ruso Vladimir Putin. "En tanto que el señor Putin vea el asunto en términos de la propia seguridad de Rusia, se va a preparar para ir más allá que nosotros. Así que respondería con una escalada total en tierra. Quizá con ataques cibernéticos en contra nuestra. Ya tenemos miles de muertes en Ucrania, Podríamos empezar a tener cientos de miles; ¿y después qué?

Sawers también advirtió que no se pretenda imponer un cambio de régimen en Rusia, argumentado que cualquier cambio en el poder en el Kremlin "pudiera ser para empeorar" las cosas. Según el Guardian, "el jefe del espionaje de Gran Bretaña recién retirado dijo que Rusia tiene un formidable arsenal nuclear y que Putin quería estas armas de poder máximo en su arsenal para proyectar fuerza bruta. Bien pudiera haber rechazado Rusia los valores europeos, dijo Sawers, pero 'tratamos con la Rusia que tenemos, no la Rusia que nos gustaría tener'. Sawers dijo que los esfuerzos de la canciller alemana Angela Merkel por restablecer la calma merece todo el apoyo de occidente. Agregó: "Una vez que tengamos calma -si tenemos calma- vamos a necesitar un nuevo enfoque para coexistir con la Rusia del Presidente Putin... Cualquier cambio de poder previsible en Rusia bien pudiera ser para algo peor. La gestión de las relaciones con Rusia va a ser el problema definitorio para la seguridad europea por varios años más".

El Guardian agregó que "los comentarios de Sawers reflejan la visión abrumadora en el establecimiento de seguridad nacional de Gran Bretaña, el cual, con excepción de algunos ex generales, están pidiendo cautela en relación con Ucrania".