Presidenta de Argentina: "No somos el patio trasero de nadie; no somos corral de nadie. Somos una nación soberana"

13 de febrero de 2015

13 de febrero de 2015 — En dos discursos que dio el miércoles 11, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner emitió una contundente advertencia al gobierno de Obama y demás lacayos imperiales, como los fondos buitre, que han intervenido en los asuntos internos de su país para desestabilizar su gobierno y preparar el clima para un atentado en su contra.

De manera inequívoca, utilizó el ejemplo de Spruille Braden, el agente británico que como embajador estadounidense en Argentina y como Secretario de Estado Asistente en 1945 y 1946, intervino de manera descarada en las elecciones de Argentina en una campaña para tratar de impedir que Juan Domingo Perón llegara a ser Presidente. Perón respondió haciendo su campaña con la consigna de "Braden o Perón", y ganó las elecciones de manera abrumadora.

La Presidenta Fernández de Kirchner se refirió a los ataques histéricos, tanto desde dentro de su país como de los fondos buitre, en contra de su reciente viaje a China, que resultó sumamente exitoso, señaló:

"Cuando se ponen tan nerviosos porque vamos a un país que queda en el otro extremo del planeta, es como que nos quieren en un corral y yo no estoy dispuesta a estar en ningún corral. A la Argentina van a venir todos los que quieran invertir, la Argentina no es el patio trasero de nadie, que se den todos por notificados y que todos tengan el decoro de saber que este es un país soberano, con dignidad nacional, en donde respetamos a todos los hombres y mujeres que vienen a representar los países de los distintos puntos del planeta aquí, pero que no vamos a aceptar ningún Braden más".

En cuanto a las relaciones de Argentina con China, Fernández advirtió que "de repente nos quieren marcar la cancha desde afuera, de quienes son los países que conviene tener de amigos o no amigos, aliados o no aliados. Y la verdad es que la Argentina va a seguir siendo abierta a todo el mundo, como lo dije hace un instante, no somos corral de nadie... Ya no hay espacio histórico, ya no hay espacio político para que nadie venga a darnos instrucciones o consejos. ¡Ya no hay ningún Braden en la República Argentina!".