Obama, Nuland y Parubiy buscan una guerra en Eurasia

27 de febrero de 2015

27 de febrero de 2015 –- El comandante fascista de la plaza de Maidan, Andriy Parubiy, que ahora es el vicepresidente de la Rada Suprema (parlamento) de Ucrania, hizo su ronda de reuniones en Washington esta semana, con Victoria Nuland del Departamento de Estado, el senador John McCain, y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y en todas partes estuvo presionando para Estados Unidos proporcione armas al régimen de Kiev. Esta campaña altisonante del fascista fanático banderista ucraniano (Parubiy fue cofundador en 1991 del Partido Nacional Socialista de Ucrania) para conseguir armas para combatir contra Rusia, es el punto de ignición inmediato para una confrontación estratégica en el corazón de Eurasia. El jueves se le unió a Parubiy en Washington el ex presidente de Georgia, Saakashvili, quien es ahora asesor estratega del gobierno de Poroshenko y Yatsenyuk en Kiev: ¡la plana mayor de los promotores de la guerra contra Rusia!

Lyndon LaRouche advirtió el jueves que las actividades de Obama, Nuland, Parubiy, y otros representa el detonante potencial del estallido de una guerra que puede conducir a la destrucción de la humanidad.

Como lo ha destacado Lyndon LaRouche en diálogo con sus colegas durante los últimos tres días, ni siquiera el más fanático miembro del partido belicista británico está concientemente listo a desatar una guerra de extinción de la humanidad, una confrontación estratégica termonuclear total entre Estados Unidos y la OTAN, por un lado, y Rusia y China por el otro; ellos creen que una guerra "limitada", incluso una "guerra nuclear limitada" se puede llevar a cabo en el teatro del territorio central de Eurasia, con Rusia y China, núcleo de las naciones del BRICS, en la mira. Esa población del corazón euroasiático es la que los británicos y sus aliados de Wall Street y el gobierno de Obama han seleccionado para el asesinato en masa.

El empuje para dicha guerra nuclear "limitada" está en marcha contra Rusia y contra China. Una encuesta de los últimos meses revela que hay una intensa pelea en marcha, tras bastidores, dentro del sistema transatlántico de la OTAN, en torno al despliegue de una nueva generación de "armas nucleares limitadas" en Europa y en la región Asia-Pacífico. Críticos importantes de este plan, tanto de Estados Unidos como de Alemania, han levantado el velo de la planeada modernización del arsenal estadounidense de 180 armas nucleares tácticas en Europa, la B-61. Bajo los planes de modernización nuclear del gobierno de Obama, la nueva generación de armas nucleares tácticas B-61 serán más certeras, de mayor alcance, capaces de llegar a sitios muy adentro de Rusia.

En la región Asia-Pacífico, el plan de guerra del gobierno de Obama, la llamada "Batalla Aire-Mar", desdibuja de manera similar las líneas entre guerra nuclear y guerra convencional, ya que alega el derecho de lanzar ataques preventivos en contra de blancos críticos de infraestructura de seguridad dentro del territorio interior de China. Al mismo tiempo, Obama presiona a Corea del Sur para que acepte el despliegue de sistemas de defensa antimisiles de EU, supuestamente contra Corea del Norte, pero que en realidad son más apropiados para apuntar contra los cohetes balísticos de China.

Este empuje desesperado hacia la guerra, incluso de la ilusión utópica sobre la posibilidad de una confrontación nuclear "limitada" en Eurasia, se motiva en última instancia en el hecho de que el sistema británico de saqueo monetarista de las naciones, ha llegado al final del camino. Las elecciones griegas han acelerado el enfrentamiento sobre la bancarrota de todos los bancos transatlánticos demasiado-grandes-para-quebrar, del Banco Central Europeo (BCE) y de todo el sistema de la Eurozona. Solo hay una solución, como subrayó hoy LaRouche: El retorno a la soberanía nacional, acabar con el experimento del euro, mediante la reorganización ordenada, a través de la normativa de la ley Glass-Steagall, y regresar a las monedas soberanas de cada país. La deuda de casino es ilegal e impagable. Grecia no le debe nada a la Troika.

Es esta realidad, y la realidad mayor de la alternativa que representa el BRICS, lo que está llevando a los británicos al límite, para provocar una confrontación termonuclear limitada en Eurasia. Ese es el peligro de permitir a los títeres británicos, Barack Obama, Victoria Nuland y demás, seguir en el poder. Saquen a la Nuland y saquen a Obama del cargo y se elimina el peligro nuclear. No actúen y déjenlos seguir en su rumbo actual, y la guerra que resultará no se limitará a Eurasia. Será una guerra global de aniquilación.