Rusia insiste en que el referendo de Crimea es legal, pide a EUA que controle a los matones de ultraderecha en Ucrania

17 de marzo de 2014

17 de marzo de 2014 — Durante los últimos días, tanto el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, como el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, han utilizado un sinnúmero de intercambios diplomáticos con funcionarios estadounidenses y europeos para pedirles que ayuden a ponerle coto a los desmanes y atrocidades que están cometiendo los matones de la ultraderecha en Ucrania del Este. El ministro de Relaciones Exteriores ruso además advirtió de modo enfático el 15 de marzo que "Rusia ha recibido numerosas peticiones para que defienda a los civiles. Estas peticiones se están considerando".

* * Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso del 15 de marzo: "Guerrilleros del Sector de Derecha, entre otros, continúan cometiendo desmanes y actos violentos en Ucrania. Se ha recibido información alarmante del avance de una columna armada de mercenarios del Sector de Derecha, que está saliendo de Kharkov y va en dirección a Donetsk y Luhansk... Durante su reunión en Londres el 14 de marzo, el ministro de Relaciones Exteriores Lavrov llamó la atención de Kerry, Secretario de Estado de Estados Unidos, sobre el peligro de las decisiones tomadas por la Rada Suprema de legitimar al Sector de Derecha y a otros grupos radicales al llevarlos a formar parte de los cuerpos de seguridad y vigilancia, como la Guardia nacional".

* * Conversación telefónica entre Lavrov y Kerry, el 15 de marzo. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que Lavrov "subrayó la necesidad de que las autoridades actuales de Kiev frenen los desmanes de los grupos ultranacionalistas y radicales que están aterrorizando a los disidentes, a la población de habla rusa, y a nuestros compatriotas".

* * Conversación telefónica del 16 de marzo entre Lavrov y Kerry. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que "Lavrov hizo un llamado a Estados Unidos para que utilice su influencia sobre las actuales autoridades de Kiev para que detengan la enorme cantidad de ilegalidades y abusos contra la población rusoparlante".

* * Conversación telefónica entre Putin y la canciller alemana Angela Merkel. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia informó que Putin señaló que el referendo de Crimea es "completamente acorde al derecho internacional", y que "Rusia respetará la decisión que tome el pueblo de Crimea. El señor Putin además mostró su preocupación por las tensiones en las zonas del este y del sureste de Ucrania, fomentadas por los grupos radicales con la complicidad de las autoridades actuales de Kiev".

Como para confirmar todas las acusaciones que ha hecho Rusia, el ilegítimo primer ministro de Ucrania, Arseniy "Yats" Yatsenyuk, apenas regresó de su viaje a Washington DC —donde recibió instrucciones de sus controladores y controladoras en el gobierno de Obama— dijo el domingo 16 que quienes se resistan a su gobierno serán perseguidos y destruidos: "Los vamos a encontrar a todos, ya sea que nos tome uno o dos años, y los llevaremos ante la justicia y los juzgaremos en los tribunales ucranianos e internacionales. El suelo va a arder debajo de sus pies". Más aún, Yatsenyuk defendió el plan de su gobierno para legitimizar e incorporar al Sector de Derecha, a Svoboda, y a otros matones neonazis en las fuerzas armadas oficiales de Ucrania, por medio de la creación de una Guardia Nacional de 20,000 efectivos. "Tendrá centros de entrenamiento; se distribuirá armamento legal", afirmó 'Yats'. "Tendrán la oportunidad de defender al país, con las fuerzas de la Guardia Nacional y las fuerzas de seguridad", le dijo a los grupos de choque.