Las acciones de Obama llevan al mundo hacia el borde de una guerra general

9 de abril de 2015

9 de abril de 2015 – Como advirtió Lyndon LaRouche en la videoconferencia del pasado viernes 3 de abril, el Presidente Obama está propiciando a los saudíes y prácticamente está invitando a que se desate una guerra mayor, comenzando en el Golfo Pérsico. El gobierno de Obama ha acelerado el envío de armas a Arabia Saudita para que mantengan la campaña de bombardeo contra Yemen. Ya hay asesores militares estadounidenses que operan desde un "centro conjunto" en Riad, en la planificación la intervención saudí cada vez mayor, en lo que es en realidad una disputa interna en Yemen. Los saudíes alegan que han emprendido una guerra sustituta contra Irán en Yemen, con base en la mentira de que los houthis son simplemente agentes iraníes. Esto es una farsa total, pero la farsa saudí tiene el objetivo de desatar una guerra mayor.

LaRouche advirtió que con el avance en el acuerdo entre el grupo P5+1 (integrado por los 5 países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU mas Alemania) e Irán, se debe obligar a los saudíes a mantenerse al margen. La tolerancia hacia los saudíes para que sigan interviniendo llevará a una escalada de guerra imparable. Con darles respaldo militar y apoyo logístico y de inteligencia a las operaciones saudíes, el Presidente Obama hace precisamente lo que LaRouche había advertido que haría. Esto es una receta para una guerra global.

Más bien se le debería obligar a Obama a que publique las 28 páginas secretas del informe original de la Investigación Conjunta del Congreso sobre el 11-S. Que el mundo conozca la participación de los saudíes y sus socios de la realeza británica. Sin la alianza anglo-saudí no habría Al-Qaeda, ni Estado Islámico, prácticamente no habría terrorismo. Ellos ejecutaron los ataques del 11-S para ayudar a Bush y a Cheney a imponer una dictadura en Estados Unidos.

Este vergonzoso comportamiento de Obama, al darle respaldo militar a los saudíes y al mismo tiempo encubrir a los saudíes al mantener en secreto las 28 páginas, es una prueba más de que no es apto para ser Presidente, y en realidad nunca lo ha sido. Él es más o menos tan malo como toda la familia Bush junta.

El mayor crimen de Obama es su comportamiento contra Rusia, con lo cual ha llevado también al mundo cerca de una guerra y posiblemente una guerra termonuclear. A través de Victoria Nuland y otros, Obama está librando una guerra contra Rusia y respaldando abiertamente a los neonazis en Ucrania.

El ataque contra el Presidente ruso Vladimir Putin no va dirigido solo a Rusia. Va dirigido contra la creciente asociación global entre Rusia y China, una asociación que, junto con India, representa el núcleo del movimiento del BRICS hacia un nuevo paradigma global. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, estuvo en Moscú el martes 7 de abril, donde se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov y con el Presidente Putin, para preparar la visita del próximo 8 de mayo del Presidente Xi Jinping, a la conmemoración del 70mo aniversario de la victoria contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Putin y Wang Yi destacaron que tan solo en los últimos dos años, Rusia y Chian han firmado 107 acuerdos conjuntos, muchos de ellos sobre importantes proyectos de infraestructura internacionales. El Presidente Putin dejó en claro que Rusia tiene todo el propósito de respaldar plenamente la iniciativa china de la Nueva Ruta de la Seda.

Asimismo, el Presidente Putin se reunió el miércoles 8 con el primer ministro griego Alexis Tsipras, y también dejó en claro que Grecia es bienvenida como socio en las iniciativas del BRICS. Grecia jugará un papel central en el nuevo gaseoducto hacia el sur de Europa llamado Torrente Turco.

Con relación al avance positivo de la reunión entre Putin y Tsipras, Lyndon LaRouche señaló que es muy importante ver cual será ahora la reacción de Alemania con relación a Grecia. Alemania se ha coludido vergonzosamente con los británicos y oros para hacer presiones fraudulentas contra Grecia. Muchos dentro de los círculos financieros de Alemania son concientes de que la Troika y la Unión Europea, con gran complicidad de Alemania, perpetraron una estafa contra Grecia. La población griega se ha levantado en contra de esa estafa y llevó al poder al gobierno actual para liberarse de esa estafa. Por ende, LaRouche ha exigido a Alemania que se deje de fraude y emprenda efectivamente una investigación a fondo sobre como se llevó a cabo esa estafa y saqueo de Grecia. Solo porque haya deudas en los libros de contabilidad, concluyó LaRouche, no quiere decir que esas deudas sean legítimas. En el caso griego, fue todo un fraude.

Durante su diálogo semanal con el Comité Político de LaRouchePAC, el pasado lunes 6 de abril, Lyndon LaRouche planteó lo que tiene que ser la norma para una Presidencia viable. Ahí identificó a al ex gobernador del estado de Maryland, Martin O'Malley, como el único candidato que ha surgido hasta ahora que muestre las calificaciones para el cargo. Es obvio que desde el comienzo Obama nunca estuvo capacitado, y nunca se le debió haber permitido entrar a la Casa Blanca, excepto como turista. Lo que se necesita con urgencia es un equipo de gente experimentada y calificada para establecer una Presidencia, un equipo de la Presidencia que pueda abordar efectivamente la crisis apremiante del día.

Ese equipo se puede aglutinar en torno a a O'Malley. Se tiene que hacer, porque sin un esfuerzo semejante, Estados Unidos está condenado. Tan solo la crisis de agua en los estados del oeste de Estados Unidos, si no se ataca ahora mismo, puede acabar con Estados Unidos. Si no se resuelve la crisis del agua en California, habrá muertes por hambre en masa en Estados Unidos, en la medida en que se desploma el suministro de alimentos. Lunáticos como el gobernador de California, Jerry Brown, promueven el racionamiento del consumo de agua y otras locuras "verdes". Obama es peor. Simplemente ha hecho caso omiso de la crisis de agua en California en todo lo que van de sus siete años en el cargo, y ahora tiene programada una cumbre en la Casa Blanca sobre el cambio climático y la atención médica, ¡todo un fraude mayor!