Putin y Tsipras llevan a nuevos niveles las relaciones ruso-griegas en la reunión en Moscú

9 de abril de 2015

9 de abril de 2015 — Después de las reuniones bilaterales de ayer entre el Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, los dos países acordaron llevar las relaciones económicas y políticas a nuevos niveles. Las pláticas se centraron en la cooperación económica, en particular en el área de la energía y la infraestructura. La atmósfera cálida y las discusiones sobre cooperación a todos los niveles contrastan fuertemente con la política antirrusa de la Unión Europea (UE), y marca otro paso más en el proceso de integración de facto de Grecia al sistema BRICS.

Se firmaron tres acuerdos, uno de ellos se refiere a la cooperación entre Grecia y Rusia en el 2015, incluyendo comercio y finanzas. El segundo es una declaración conmemorativa del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y el tercero es un memorando que declara al 2016 "Año de Grecia en Rusia y el Año de Rusia en Grecia" con varios actos culturales e iniciativas de cooperación.

Durante la conferencia de prensa, ambos líderes se refirieron a la crisis en Europa causada por la situación en Ucrania. Tsipras urgió ponerle fin a las sanciones en contra de Rusia, y dijo que "para salir de esta crisis profunda necesitamos dejar atrás este vicioso ciclo de sanciones".

Refutando las mentiras de la propaganda occidental de que el Presidente ruso está usando a Grecia en contra de la Unión Europea, Putin dijo: "Sobre mitología y caballos de Troya y demás: la cuestión sería válida si yo fuese el que fuera a Atenas", le respondió Putin a un periodista que le preguntó sobre los temores de la UE. "Nosotros no estamos forzando a nadie a hacer nada. No vamos a usar nada dentro de la Unión Europea para resolver de forma fragmentaria el asunto de la mejora de las relaciones con el bloque europeo en su conjunto", agregó Putin.

Por razones indicadas en sus declaraciones, Putin anunció que no convertiría a Grecia en la excepción del embargo ruso a los alimentos importados de la UE, ya que no se pueden levantar las sanciones para solo uno de los miembros del a UE.

Es más, Putin dijo que Grecia no se acercó a Rusia en búsqueda de ayuda financiera.

La energía fue un tema clave de las discusiones, en especial el gasoducto propuesto de Rusia a Turquía Caudal Turco y por lo tanto a Grecia y a Europa central y oriental. "Por supuesto, analizamos las posibilidades de llevar a cabo grandes proyectos de infraestructura que nosotros le llamamos el Caudal Turco, un proyecto clave para transportar gas ruso a los Balcanes, quizá a Italia y los países de Europa central" dijo Putin en conferencia de prensa.

"La nueva ruta cubriría las necesidades de combustible europeas y le permitiría a Grecia convertirse en uno de los principales centros de distribución de energía en el continente, lo que le ayudaría a atraer inversiones significativas para la economía griega" dijo Putin. Grecia podría percibir cientos de millones de euros anualmente por el transito del gas, agregó.

A su vez, Tsipras dijo que Atenas está interesada en atraer inversiones en la construcción del gasoducto por su territorio que maneje el gas que pasa por el Caudal Turco.

Tsipras estuvo acompañado por el Ministro de Energía griego Panagiotis Lafazanis, quien estuvo en Moscú hace menos de dos semanas, y por su Ministro de Relaciones Exteriores, Nikos Kotzias.

Kotzias había volado directamente a Moscú de su reunión en Budapest con los Ministros de Relaciones Exteriores de Hungría, Serbia, Turquía y la Antigua República Yugoeslava de Macedonia (F.Y.R.O.M.) donde firmaron una carta de intención en apoyo al gasoducto Caudal Turco. Se acordó que sostendrán reuniones posteriores para discutir los detalles de la empresa. Se espera que la próxima reunión ministerial se lleve a cabo en julio pero las pláticas bilaterales van a empezar antes. (Cabe señalar que cuatro de las cinco naciones que tomaron parte en la reunión de Budapest, es decir, Hungría, Grecia, Serbia y F.Y.R.O.M, forman parte de la "Línea Exprés Terrestre Marítima China Europa". El proyecto está patrocinado por China para desarrollar un corredor de transporte desde el puerto griego de El Pireo hacia Europa central pasando por esos cuatro países).

El 9 de abril Tsipras tuvo otro día activo con reuniones con el Presidente de la Duma del Estado (Cámara Baja del Parlamento), Sergei Naryshkin, el Primer Ministro ruso Dmitry Medvedev y el Patriarca Kirill de Moscú y todas las Rusias.