"El maltrato de Europa a Grecia es un regalo estratégico a Putin de Rusia"

10 de abril de 2015

10 de abril de 2015 — Este es el título del último lamento del vocero de la City de Londres, Ambrose Evans-Pritchard en el diario londinense Daily Telegraph del jueves 9, sobre cómo la política "imperiosa" y prepotente de la Unión Europea (UE) en contra de Grecia, le ha entregado al Presidente ruso Vladimir Putin"un premio estratégico irresistible en una bandeja".

No se trata solo del "festival de fraternidad" entre el Primer Ministro griego Alexis Tsipras y el Presidente Putin en Moscú, dice Evans-Pritchard, sino del efecto que esto va a tener sobre los miembros de la UE en Europa oriental. El autor de marras señala la posibilidad real de que Grecia pueda vetar la renovación de las sanciones de la UE en contra de Rusia en junio, y advierte que "un veto de Grecia a las sanciones va a envalentonar a Viktor Orban de Hungría para unirse a la revuelta, ésta vez en serio. Su país acaba de asegurar una línea de crédito por 10 mil millones de euros de Rusia, para ampliar su planta de energía nuclear en Paks, un acuerdo que un crítico destacado describe como 'compra de influencia política'.

"Eslovaquia se está separando lentamente de lo que era un frente unido (si bien díscolo) de la UE para frenar más maniobras del Kremlin en Ucrania. Hay seguridad en la cantidad en esta constelación en evolución, en lo que los enemigos del señor Putin llamarían la 'Quinta Columna' interna de la UE. Bruselas puede poner a uno de rodillas, pero no a toda una nidada de rebeldes. Se está volviendo impotente".

Luego cita al profesor Jacques Sapir, de la Ecole des Hautes Etudes de París, quien dijo: "El gobierno griego ha entendido que no tienen puntos en común con el Eurogrupo y el Banco Central Europeo, a menos que acepte una capitulación incondicional".

Y a un "funcionario griego" que le dijo que el partido gobernante "Syriza ya está viendo hacia delante, explorando quién les puede ayudar a reconstruir después del incumplimiento inevitable, ya sea dentro de la Unión Monetaria Europea (UME) como tenían la esperanza que sucediera antes, o fuera de la UME como temen ahora".

Agrega que los griegos van a tratar de evitar un incumplimiento en contra del FMI, pero un incumplimiento sobre su deuda con la UE es otro problema. "Si tienen que incumplir, escogerían mejor enfrentarse a los acreedores de la UE y por sobre todo al BCE (Banco Central Europeo), el enemigo número uno, que tomó la decisión política preventiva de cortar una cuerda de salvamento clave para los bancos griegos solo unos días después de las elecciones en Grecia...

"Un ex funcionario del BCE dijo que se teme que Grecia va a iniciar con un incumplimiento selectivo contra Frankfurt [BCE], juzgando que este es el objetivo político más fácil. Cubriría tanto bonos como los 80 mil millones de euros en pasivos del 'Target2' al resto de la red del BCE, que se ha acumulado automáticamente debido a la fuga de capital.

"El punto decisivo es que los pasivos del Target2 no tienen respaldo garantizado. Los griegos pueden abolir simplemente el Banco de Grecia el viernes en la tarde y crear un nuevo banco central que esté listo para el siguiente lunes en la mañana. No existe tribunal en Europa que pueda forzar a que pague un Banco de Grecia que ya no exista. Esta es su mejor oportunidad de proteger a la población griega, pero no luce bonito para el BCE", añadió.

Destaca que esta es la peor pesadilla de Hans-Werner Sinn del Instituto de Investigaciones Económicas IFO, quien desde hace tiempo ha estado advirtiendo que Alemania y otras naciones acreedoras están enganchados con enormes cantidades en este Target2.