El gobierno de Modi en India ataca duro a Greenpeace

10 de abril de 2015

10 de abril de 2015 — La ONG internacional Greenpeace, que durante décadas ha estado involucrada en actividades subversivas, socavando las más importantes actividades de desarrollo alrededor del mundo, recibió un severo revés hoy cuando el Ministerio del Interior de India publicó un aviso en su portal electrónico anunciando la suspensión de la licencia de la Organización No Gubernamental (ONG) por seis meses. La orden del Ministerio del Interior dice: "Por la presente el gobierno suspende el registro de la asociación. El gobierno está de acuerdo que la aceptación de contribuciones extranjeras por parte de dicha organización ha menoscabado el interés público... y ha menoscabado el interés económico por su estado de violación".

La prohibición se impuso después de una auditoria a las cuentas bancarias del grupo ambientalista en septiembre en donde se mostraba que la organización había violado los reglamentos que rigen el financiamiento del exterior, y había ocultado información sobre sus transacciones. El Ministerio de Asuntos del Interior congeló las siete cuentas bancarias y emitió una notificación de 'mostrar causa' explicando por qué creen ellos que no se debe suspender su licencia permanentemente.

La orden encontró que la asociación violaba los reglamentos contemplados en la Ley de Regulaciones de Contribuciones Extranjeras (FCRA por siglas en inglés) sobre transferencias "de contribuciones extranjeras recibidas en las cuentas asignadas por la FCRA, a la utilización de cuentas de la FCRA y de ahí a... otras cinco cuentas bancarias sin informar a las autoridades pertinentes". Aún más, dice: "La asociación no ha informado fehacientemente y ha mencionado repetidamente cantidades incorrectas sobre las contribuciones extranjeras que estaba recibiendo en violación...al FCRA, 2010".

Un alto funcionario del gobierno le dijo a Reuters: "Tenemos evidencia que prueba que Greenpeace ha estado desinformando sobre sus fondos y usando la ayuda extranjera no contabilizada para parar proyectos de desarrollo fundamentales". Entre estos proyectos están los proyectos de producción de energía con base en carbón, organismos genéticamente modificados, proyectos megaindustriales, entre ellos la planta acerera de la compañía surcoreana POSCO y el proyecto bauxita de Vedanta, ambos en el estado de Odisha, y los proyectos hidroeléctricos en Arunachal Pradesh, un estado estratégico que hace frontera con China, informa Reuters.

La decisión del gobierno se produjo después del informe del Buró de Inteligencia (BI) de junio pasado, en el sentido de que Greenpeace y otros grupos de activistas ambientalistas estaban dañando la economía de India al hacer campaña en contra de proyectos de desarrollo, informó hoy el Hindustan Times. El BI emitió un alerta sobre 188 ONG, entre ellas Greenpeace, Amnistía Internacional y Action Aid, donde sostiene que se hacía mal uso de fondos extranjeros y se sospecha de vínculos extremistas, y señala que el Centro debería investigar más para sacar la verdad a flote.