China le mete $62 mil millones a la recapitalización de tres bancos para arrancar el proyecto 'Un cinturón, una ruta'

22 de abril de 2015

22 de abril de 2015 — Para poner en marcha el ambicioso proyecto "Un cinturón, una ruta" que comprende el Cinturón Económico de la Nueva Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo 21, y que incluye planes para construir carreteras, puertos, ferrocarriles de alta velocidad y demás infraestructura que conecte a China con el Suroeste, Centro, Sur y Sureste asiático, el Banco Popular de China anunció hoy que va a recapitalizar al Banco de Desarrollo de China (BDC), al Exim Bank de China y al Banco de Desarrollo Agrícola de China (BDAC) con $62 mil millones de dólares. A cambio de esto, el Banco Popular se va a convertir en el segundo accionista más grande del Banco de Desarrollo de China y en el principal accionista del Exim Bank de China, según informó hoy RT.

El diario londinense Financial Times cita a la fuente del BDC de la revista Caixin de China, y destaca que tanto el BDC como el Exim Bank necesitan una fuente de financiamiento estable de divisas extranjeras para apoyar el proyecto de "Un cinturón, una ruta". Las reservas internacionales de China llegaron a los $3.6 billones de dólares a fines de marzo, según las cifras del Ministerio de Finanzas. Al mismo tiempo, Caixin informa que los expertos habían advertido que los tres bancos estaban descapitalizados. El Ministerio de Finanzas y la Corporación de Inversiones de China cada una de ellas posee el 50% de las acciones del BDC, pero el banco no ha recibido inyecciones de capital desde el 2008. El Financial Times destaca también que el impulso de China a sus agencias de crédito para la exportación, contrasta agudamente con Estados Unidos, en donde el Banco de Exportaciones e Importaciones de EU lucha por sobrevivir en medio de una campaña de los republicanos para cerrarlo una vez que se le agote su financiamiento en junio.

El Banco de Desarrollo de China ha proporcionado financiamiento a muchas de las iniciativas diplomáticas financieras más ambiciosas del país, entre ellas préstamos por petróleo a Rusia, Brasil y Venezuela. Tanto el BDC como el Exim Bank de China también ofrecen crédito comercial en apoyo a las exportaciones chinas.