"Derrumbe total" de las negociaciones de Grecia con la Unión Europea; sigue la mecha encendida

25 de abril de 2015

"Derrumbe total" de las negociaciones de Grecia con la Unión Europea; sigue encendido el posible detonante de un estallido sistémico

25 de abril de 2015 – Este viernes concluyeron ásperamente las negociaciones para llegar a un acuerdo en torno al supuesto plazo de Grecia para firmar un acuerdo con los ministros de Finanzas de la Eurozona sobre la cuestión de la deuda y de un programa económico, en donde hubo más amenazas contra Grecia, y mucha cháchara engañosa por parte de la camarilla transatlántica sobre su sistema en bancarrota, junto con el euro, y la posibilidad de que puedan sobrevivir al inminente incumplimiento de pagos por parte de Grecia.

El ministro de Finanzas de malta, Edward Scicluna, dijo de manera sucinta: "Yo calificaría a la reunión de hoy como un derrumbe total en la comunicación con Grecia". Cuando le preguntaron al ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, si la Unión Eropea (UE) aceptaría darle un apoyo financiero parcial a Grecia a cambio un programa de "reformas" más limitado, dijo "No". Fuentes de la agencia noticiosa Bloomberg señalan que los ministros de Finanzas "lanzaron insultos al ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis", a quien le dijeron que era una "pérdida de tiempo", jugador y principiante. El jefe del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, amenazó con que el BCE restringiría su financiamiento de liquidez a los bancos europeos; hay una reunión de la junta directiva del BCE programada para el 6 de mayo.

Sin embargo, ha surgido un elemento de impredecibilidad con la reunión privada de una hora que sostuvieron los jefes de Estado griego y alemán, Alexis Tsipras y Angela Merkel, el día anterior a la reunión de los ministros de Finanzas. Merkel calificó las pláticas de "constructivas", pero dijo que habían acordado mantener el contenido de manera confidencial. Tsipras habló de optimismo y de avances importantes, y dijo que "cubrimos una gran parte de la distancia".

Pero sea lo que hayan acordado o no, los ministros de Hacienda, propiedad de los banqueros, dejaron saber que ellos consideran inaceptable que los jefes de Estado se atrevan a reunirse de manera independiente para discutir cualquier solución política a una cuestión que afecta a los bancos. El ministro de Finanzas austriaco, Hans Joerg Schelling, fue el más franco: "Tsipras trató de pasar por alto la autoridad de los Ministros de Finanzas hace menos de 24 horas, y le fue a plantear su caso a la Canciller alemana y al Presidente francés François Hollande aprovechando la cumbre sobre inmigración en Bruselas. Pero según los procedimientos de la zona del euro, son los ministros de finanzas quienes tienen que firmar cualquier desembolso de ayuda, y el mes pasado Merkel dijo que no está lista a hace caso omiso de esos controles".

Y aunque su exhibición pública de rabia estuvo dirigida contra Tsipras en lo personal, en realidad su histeria refleja su verdadero temor de que Angela Merkel abandone sus filas. Angela Merkel no es ninguna heroína, pero es lo suficientemente inteligente para saber que Alemania no puede sobrevivir si Grecia abandona el euro.

Un informe del banco Credit Suisse le dio un toque de humor, aunque sin intención, a esta bronca existencial, con la publicación de una nota que se titula "Grecia: Otro día para morir", en donde señalan que Grecia tiene suficiente liquidez para sobrevivir "por otro mes y pico más... Y el gobierno la podría estirar hasta julio, si es necesario, cuando se vencen los préstamos del BCE".