Presidente de Rosatom informa de ganancias en el 2014 en la industria nuclear

7 de may de 2015

7 de mayo de 2015 — El Presidente de Rosatom, Sergey Kiriyenko, informó ayer de las ganancias en todos los frentes en el 2014 para la industria nuclear de Rusia, en reunión directa con el Presidente Vladimir Putin, informó el portal electrónico de la Presidencia de Rusia, www.kremlin.ru.

Kiriyenko informó que en el 2014, Rosatom cumplió con todos los objetivos y sobrepasó en un 16% el cumplimiento de su programa de largo plazo.

El 2014 fue un año récord en la generación eléctrica en toda la historia de la industria, en donde Rosatom generó 182 mil millones de kvh, casi 14 mil millones más de lo planeado.

A una pregunta de Putin sobre qué porcentaje de la electricidad rusa era generada por la energía nuclear, Kiriyenko respondió que la energía nuclear aporta poco más del 17% de la generación eléctrica de Rusia, por encima del 15% del 2013. La productividad laboral creció en un 11.7% en el 2014 y los salarios en un 9.5%.

"Aunque fue un año récord en la generación eléctrica, siempre debemos asegurarnos de que nuestra producción no crezca a expensas de la confiabilidad y estabilidad de nuestras operaciones. El año pasado" dijo Kiriyenko "no tuvimos ni una sola desviación significativa; esto se llama 'nivel cero' en la escala internacional. No hubo ni un solo incidente que pudiera afectar la seguridad".

"Otra cosa importante" dijo Kiriyenko, "hay una organización internacional independiente de operadores de plantas de energía nuclear que mantiene registros de todas las estaciones de plantas nucleares en el mundo. La confiabilidad de las plantas de energía nuclear rusas es como el doble de las de Europa o de EU. Este no es el primer año que esto sucede".

Se echaron a andar dos plantas nucleares: la planta de energía nuclear Rostov (antes de lo planeado) y la unidad Beloyarsk.

Kiriyenko informó que "la cartera de ordenes extranjeras también se expandió: nos fijamos la tarea de alcanzar $98 mil millones, lo cual no era fácil dadas las presiones políticas y los intentos por limitar nuestras actividades. Sin embargo, ahora tenemos $101.4 mil millones en nuestra cartera, lo que representa un crecimiento de $34 mil millones en un año.

"Agregamos otras dos unidades al proyecto Bushehr [en Irán], en donde tenemos acuerdos intergubernamentales para 8 unidades y un contrato para 4 unidades. (Solo se incluyen los proyectos en donde se han iniciado los trabajos). Hay otras dos unidades extras en Hungría; dos más en Kudankulam. Por lo tanto nuestro portafolio ha crecido significativamente, lo que, por supuesto, proporciona una carga de trabajo estable a nuestras instalaciones tanto en la industria atómica como sectores relacionados".