LaRouche sobre deshacer los daños creados por Bush y Obama

7 de may de 2015

7 de mayo de 2015 — El director fundador de la EIR Lyndon LaRouche dijo hoy que "la única manera de iniciar el renacimiento de la economía de Estados Unidos sería poner de nuevo en efecto la ley Glass-Steagall. Que quiebren las grandes instituciones financieras", agregó LaRouche. El senador por Vermont Bernie Sanders, quien recientemente anunció su precandidatura presidencial, acaba de sostener una conferencia de prensa para hablar sobre "dividir los bancos demasiado grandes para quebrar" por medios diferentes a la legislación que restablece la Glass-Steagall, que ya está en la Cámara de Representantes con casi 50 patrocinadores. "Si no se restablece la Glass-Steagall, simplemente no va a ser competente" dijo LaRouche.

La opinión de LaRouche es que Bush y Obama han destruido la economía de Estados Unidos a tal grado desde que fue abolida la Glass-Steagall que no existe ningún sustituto sino su restablecimiento, "y entonces se crea el sistema de crédito futuro que se necesita inmediatamente para echar a andar de nuevo la producción. Ya no tenemos una fuerza laborar sólida y calificada" dijo, después de 15 años de desempleo y subempleos masivos bajo estos presidentes. "Pero si creamos empleos calificados y productivos la gente va a tener que adquirir las calificaciones para el empleo. ¿Por qué tiene el Presidente tantos problemas para hacer que el Congreso se trague su argucia de "libre comercio"? La respuesta no es el Congreso sino categorías importantes de votantes que saben exactamente hasta qué extremo ha llegado la economía de Estados Unidos con este Presidente".

"Hamilton es mi grito de guerra" dijo LaRouche. "Tenemos que crear una economía a la manera de Hamilton y Lincoln. La población ha perdido sus habilidades y sus ingresos; se están muriendo. Necesitamos un cambio radical pero un cambio que esté garantizado con las políticas exitosas de Alexander Hamilton.

"Y necesitamos crear una nueva Presidencia en torno a esto. No después de las elecciones del 2016, sino ahora".

Detrás de las cifras de cero crecimiento en el PNB de EU en el primer trimestre —el cual será revisado para registrar un crecimiento negativo en la medida en que se conozcan más datos— está el desplome en el área vital de la inversión de capital de las empresas. Se ha estancado prácticamente sin ningún crecimiento en absoluto durante 7 años, con crecimiento neto negativo si se toma en consideración la depreciación del capital. Las grandes empresas pueden pedir prestado prácticamente a cero tasas de interés; los negocios pequeños, absolutamente no; y los grandes negocios, bancos, compañías petroleras etc., todos están usando esta deuda prestada para comprar sus propias acciones y comprar otras compañías. La inversión de capital de las empresas cayó en abril por séptimo mes consecutivo y de septiembre pasado a la fecha la caída global ha sido del 7%. En realidad es 9% menor si se toma el año desde abril del 2014 a la fecha.

Sin inversión de capital no hay crecimiento en la productividad. Esta cayó en 2.1% en el primer trimestre; en 1.9% en el último trimestre del 2014; y así sucesivamente hacia atrás. Esto ni siquiera es productividad real sino simplemente producción o funcionamiento de servicios por hombre-hora.

Una caída en la productividad significa también caída en los niveles reales, la historia de la "recuperación" de Obama y por supuesto todo mundo lo sabe. ¿Quieren comprarle un "acuerdo comercial" a este hombre?

El informe sobre Nómina ADP sobre creación de empleos en el sector privado en abril, dado a conocer hoy, fue deficiente. Alega que en el mes los empleos en el sector privado aumentaron en 169,000. El crecimiento de marzo fue revisado a la baja a más o menos lo mismo, 174,000. Las cifras de este estudio han venido cayendo mes con mes desde los 242,000 de noviembre pasado; es decir, cuando se desplomaron los precios del petróleo.