En Moscú: Xi Jinping y Putin unen la UEE y el Cinturón de la Ruta de la Seda en un "Espacio Económico Común"; firman muchos ...

11 de may de 2015

En Moscú: Xi Jinping y Putin unen la UEE y el Cinturón de la Ruta de la Seda en un "Espacio Económico Común"; firman muchos acuerdos

11 de mayo de 2015 — El Presidente ruso Vladimir Putin y el Presidente de China, Xi Jinping, firmaron un edicto sobre cooperación, mediante el cual se vincula el desarrollo de la Unión Económica Euroasiática (UEE) con el proyecto económico "Ruta de la Seda". Luego de reunirse con su homólogo chino, el Presidente Putin declaró que "la integración de los proyectos de la Unión Económica Euroasiática y la Ruta de la Seda significan que hemos alcanzado un nuevo nivel de colaboración y implica en la realidad un espacio económico común en el continente", según informó RT. El nuevo paradigma iniciado por los BRICS y los proyectos de la Ruta de la Seda de China han dado otro gran salto adelante.

Como parte de las celebraciones del 70 aniversario de la Victoria de los Aliados en contra del fascismo en la Segunda Guerra Mundial, Putin recibió a Xi Jinping en Moscú este pasado fin de semana. Los dos líderes supervisaron la firma de 32 acuerdos, entre ellos varios sobre los que se ha venido trabajando en el último año.

China invertirá $5,800 millones de dólares en la construcción del Ferrocarril de Alta Velocidad Moscú-Kazan, un proyecto por $21,400 millones, informó Putin. El ferrocarril se va a extender hasta China, conectando a los dos países a través de Kazajstán.

El principal productor de gas de Rusia, Gazprom y la Corporación Petrolera Nacional de China (CNPC) firmaron un acuerdo sobre las condiciones básicas para el suministro de gas de Rusia a China pasando por la ruta occidental, el gasoducto Altai. Las dos compañías decidieron extender su asociación estratégica por cinco años más, según anunció Aleksey Miller, director general de Gazprom.

Un acuerdo sobre financiamiento, firmado hoy por el Fondo Ruso de Inversión Directa (FRID), el Fondo de Inversiones Ruso-Chino y el Banco de Construcción de China, le permitirá a las compañías rusas recabar hasta $25 mil millones en los próximos dos o tres años a menor costo que los del mercado interno, dijo la vocera de FRID. Para facilitar el comercio en rublos y yuanes, el principal organismo de préstamos de Rusia, Sberbank acordó crear junto con la Corporación del Banco de Desarrollo de China un acuerdo de garantía de contrato de préstamos con valor de $970 millones con propósitos comerciales.

"Nos enfocaremos en compañías que formalmente no están bajo las sanciones pero que tienen dificultades para atraer dinero. Planeamos ayudar a compañías que. como resultado de la situación geopolítica actual están experimentando problemas para atraer liquidez", dijo el director del FRID, Kirill Dmitriev en comentarios a la televisión.

El Banco propiedad del Estado de Rusia, VTB y el Banco de Exportaciones e Importaciones de China firmaron un acuerdo de garantía de préstamo por $483.2 millones para financiar las operaciones de comercio entre Rusia y China.

También se logró un acuerdo para crear una compañía de arrendamientos que promueva la venta de los aviones de pasajeros Superjet-100 Sukhoi rusos en los mercados chinos y del sudeste asiático durante los próximos tres años. Rusia y China van a desarrollar también un nuevo helicóptero pesado, llamado Advanced Heavy Lift. El helicóptero podrá levantar 38 toneladas y operará en zonas montañosas, realizando una variedad de misiones bajo cualquier condición climática.

Asimismo, Putin dijo que Moscú le da su beneplácito a la participación de compañías chinas en la extracción de recursos en el Ártico y la plataforma Sakhalin.

El Fondo Ruso de Inversión Directa, el Fondo de Inversiones Ruso-Chinas (CIF) y el gobierno popular de la Provincia de Heilongiziang acordaron inaugurar hoy un fondo por $ 2 mil millones con el objetivo de invertir en proyectos agrícolas en ambos países.

Rusia y China firmaron también un acuerdo marco sobre seguridad cibernética. Los dos países acordaron no llevar a cabo ataques cibernéticos en contra del otro, así como contrarrestar conjuntamente la tecnología que pudiera crear disturbios políticos y sociales.

El terror que provoca en el corazón de la City de Londres y Wall Street este día histórico, se ve expresado en el editorial histérico publicado hoy en el Financial Times de Londres: "El señor Putin pudiera tener la esperanza de que dichos acuerdos puedan ayudar a Rusia a escudarse de las sanciones occidentales. Sin embargo, en el fondo de su corazón, tiene que saber que Pekín no le va a hacer ningún favor a Moscú. Por debajo de la inevitable muestra de camaradería durante la visita de dos días del señor Xi, los dos países sospechan profundamente uno del otro... Por todas estas razones, Occidente no necesita preocuparse mucho de que China y Rusia estén en brazos uno del otro. Rusia claramente es un socio menor y las diferencias entre los dos son tan grandes como la fuerza que los une".