Nueva York en pie de guerra: el Consejo de la Ciudad aprueba resolución en contra del TPP de Obama

5 de may de 2015

4 de mayo de 2015 — El Consejo de la Ciudad de Nueva York aprobó una resolución el 28 de abril, en donde exhortan al Congreso Federal a "que no le conceda la autoridad para ejercer la vía rápida al Presidente Obama, o permiso para firmar, el acuerdo de libre comercio de la Asociación Transpacífica" debido a que la TPP y su instrumentación de "vía rápida" viola la Constitución de Estados Unidos y el bienestar general de la población.

La Resolución 576-A auspiciada por casi una quinta parte (10) de los miembros del Consejo, fue aprobada en votación oral con solo dos no.

La resuelta oposición del Consejo al TPP refleja una movilización creciente de sectores importantes del Partido Demócrata en el estado y la ciudad de Nueva York en contra de las políticas de Wall Street en general, una rebelión incitada por el "Proyecto Manhattan" lanzado por el movimiento LaRouche en octubre del año pasado. Para muestra: la resolución presentada el 10 de abril en la Asamblea Estatal del estado de Nueva York, en donde se pide el restablecimiento de la Ley Bancaria Glass-Steagall de Franklin D. Roosevelt, para fines de abril ya había cosechado 18 copatrocinadores.

El proceso organizativo en contra de la atrocidad del TPP de Obama llevó a cinco miembros de la Cámara de Representantes por Nueva York (Nadler, Velázquez, Jeffries, Serrano y Meng) a lanzarse a las calles de la Ciudad de Nueva York junto con varios líderes sindicales el 9 de marzo; el Presidente del Consejo de Maquinistas del estado de Nueva York, Jim Conigliaro, le recordó a los miembros del Congreso que ellos "no trabajan para el Presidente de Estados Unidos" sino para la población que los eligió. Si votan por el TPP, estarán "condenando a nuestros hijos y nietos a un futuro en donde los trabajos mal pagados en el sector de servicios... serán los únicos trabajos disponibles".

Cuatro días después, el obispo emérito (católico) Howard Hubbard se unió a un sexto congresista por Nueva York (Tonko) y otros lideres religiosos y sindicales en una concentración en Albany, en donde se exigía que la población se "subleve" en contra de la vía rápida del TPP porque viola "los principios fundamentales de la democracia".

La patrocinadora de la resolución contra el TPP en el Consejo de la Ciudad, Helen Rosenthal —al igual que el fiscal estatal por Nueva York, Eric Schneiderman, en su artículo del 19 de abril que publicó Politico, titulado "No dejemos que el TPP destruya las leyes estatales"— atacó las disposiciones del TPP que le darían a las grandes corporaciones multinacionales el estatus de "estado inversor" por lo que gozaría de los mismos derechos que tienen los Estados Nacionales, tal y como lo planteó en su entrevista con City Limits el día en que el Consejo aprobó la resolución.

La Resolución 576 argumenta:

"Considerando que: Se ha informado que el acuerdo incluiría disposiciones en relación a las regulaciones financieras, protección ambiental, determinación de precios de medicamentos recetados y normas de sanidad alimentaria, cuya adopción podría afectar negativamente la salud pública, la seguridad y bienestar y requeriría una revisión total del sistema legal interno de Estados Unidos; y

"Considerando que: Los términos exactos de este acuerdo propuesto no se han revelado públicamente, en donde la mayor parte de los detalles conocidos se han conocido por filtraciones no aprobadas de las partes interesadas; y

"Considerando que: El Artículo II, Sección 2 de la Constitución de Estados Unidos le da el poder al Presidente de Estados Unidos 'para que por medio y con el consejo y consentimiento del Senado, firme tratados....'

"Por lo tanto, se resuelve, que el Consejo de la Ciudad de Nueva York se declara a sí mismo Zona Libre de TPP e insta al Congreso para que no le conceda la autoridad de Vía Rápida al Presidente Obama, o le dé permiso para firmar, el acuerdo de libre comercio Asociación Transpacífica".

Como destaca la resolución, Berkely, California y la Junta de Supervisores del Condado Dane, de Wisconsin, se han declarado todos también " 'Zonas Libres de TPP', en donde no se van a respetar las regulaciones del TPP, hasta donde lo permitan las leyes estatales y federales".