Un escándalo dirigido a parar una guerra mundial; una idea científica dirigida a acabar con la sequía

7 de may de 2015

8 de mayo de 2015 — La coalición de gobierno en Alemania, aparentemente sólida, que le ha estado dando órdenes a los otros países europeos, de repente empezó a dar señales de división y posiblemente, de caída.

Pareciera que el problema es un escándalo, y nada mezquino: el BND, el equivalente alemán al FBI de Estados Unidos o la policía judicial, fue denunciado por haber actuado bajo órdenes directas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos en el espionaje a gobiernos, compañías, grupos políticos europeos, incluyendo los de Alemania, y de haberle entregado directamente los resultados a la NSA. El país y su parlamento se han visto envueltos de repente en un revuelo total.

Pero el problema real, dice el director fundador de la EIR, Lyndon LaRouche, es la amenaza inminente de guerra, sobre la cual han estado advirtiendo ahora, urgente y públicamente, personajes de las fuerzas armadas del más alto nivel de Rusia y Estados Unidos. "Esto es obra británica" dijo LaRouche, y la amenaza de guerra termonuclear, proviene de que la oligarquía británica está manipulando a su títere, Obama.

"Al igual que el segundo Bush, Obama es un traidor interno, traidor a la Constitución de E.U., incluyendo sus poderes de guerra, pero, es un títere de los británicos y esto es lo que ha sido durante toda su Presidencia".

Y ahora, debido a que Obama ha diseminado los desastres de guerra por todo el Medio Oriente y el Norte de África, y de que una guerra termonuclear con Rusia y China se hace más próxima, "todo se viene abajo" dijo LaRouche, para tratar de parar esto. "Esta cayendo sobre Alemania, recientemente, la esclava de esta política. Merkel es culpable, otros también lo son, de someterse a los intereses financieros imperialistas. Y alguien les puso el dedo para tratar de parar la guerra", concluyó.

También es un factor el gran resentimiento que hay entre la ciudadanía alemana en contra del Estados Unidos de Obama; en palabras de LaRouche: "¡Nadie es leal a Victoria Nuland!"

¿Cuál es el futuro de la humanidad, si se para la confrontación bélica británica en el último momento, y se saca del cargo a su títere Obama?

Una idea asombrosa de lo que es capaz de hacer la humanidad surgió en una inspirada discusión para abordar la "crisis de sequía del oeste" de EU, entre tres miembros del equipo científico de LaRouchePAC, transmitido por LPAC-TV la tarde del 6 de mayo y que se puede ver en los archivos de www.larouchepac.com.

Ben Deniston con Liona Fan Chiang y Megan Beets, en una exposición dinámica de un nuevo trabajo científico, demostraron que el agua es producto de la galaxia en donde existe la humanidad; que vivimos en una atmósfera galáctica cubierta por una relación entre la radiación cósmica, la ionización y la creación de agua; y que la concentración de una traza de gas —dióxido de carbono— en la atmósfera superior de la Tierra, no es lo que determina la temperatura, las precipitaciones, las sequías o las tormentas en ninguna parte de nuestro planeta.

Ben Deniston pudo mostrar gráficamente las relaciones reales de creación de agua, repitiendo esto en cada escala de tiempo; en ciclos de décadas, después siglos, después miles de años, después millones y después decenas de millones de años.

El fundamento físico subyacente es que la ionización cósmica afecta el tamaño de las partículas de agua, hasta formar gotas, que son la base para la formación de las nubes.

Deniston demostró luego estas relaciones de nuevo, sobre la base de más estudios científicos, en la escala de las tormentas solares y las tormentas severas en la Tierra, cada una de las cuales dura solo días.

¿Su significado? Que nosotros podemos comprender este proceso galáctico, y por lo tanto, gradualmente, puede ser manejable por la humanidad. "Nosotros somos la especie galáctica" dijo Ben. "Nosotros vivimos en una atmósfera galáctica. En la medida en que nos demos cuenta de esto, acrecentaremos nuestros poderes sobre la Tierra, para crear nuevas condiciones". Una acción inmediata para poder hacerle frente a sequías como en el caso de California solo será efectiva si está moldeada en la intención de la especie humana de crear agua, en última instancia, interviniendo en las leyes de la galaxia.

Esto significa, como lo planteo Liona Fan Chiang, que realmente no existe tal cosa como sequía en la Tierra. Hay agua más que suficiente en este planeta, así como en otros, si la gestionamos y la creamos.

"El hecho de que tenemos que controlar esto" agregó "será una cuestión de moralidad".

Y cómo los seres humanos pueden comenzar a gestionar este proceso será la "Parte 1" de la próxima videoconferencia del miércoles 13 de mayo, anunció Ben Deniston, del programa "Nuevo Paradigma para la Humanidad" en LPAC-TV.