La nueva maniobra de los BRICS: 'Algunas veces las verdaderas guerras se ganan así'

12 de may de 2015

12 de mayo de 2015 — El 11 de mayo se le presentó inesperadamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una resolución "europea" en donde se exige autorización para llevar a cabo una segunda guerra en contra de Libia, bajo el pretexto de una respuesta "humanitaria de Responsabilidad de Proteger" (R2P, como le dicen en la jerga burocrática) ante la crisis de refugiados en el Mediterráneo !causada por la primera guerra de Cameron y Obama contra Libia!

Y ante la resistencia que presentó Rusia en contra de esto, los monarcas del Golfo controlados por los británicos, todos se excusaron súbitamente de asistir a la cumbre programada en Campo David esta semana con Obama; el rey saudita Salman ni siquiera se molestó en elaborar una excusa, simplemente canceló su asistencia.

Estas acciones, todas las cuales significan más guerras genocidas y de mayor alcance por todo el Medio Oriente y África, son "¡británicas, británicas, británicas!" por su origen. Y colocan a Barack Obama (el gran "líder detrás de esto") como el chivo expiatorio británico, una vez más.

Sus "aliados" son en realidad los aliados de la familia real y de Tony Blair, y ellos quieren sabotear todos los esfuerzos de paz, en especial la paz con Irán. Su programa es la reducción de la población, que incluye asesinar y matar por hambre a poblaciones en masa.

En la situación estratégica actual, los británicos han entrampado a Obama para que desate más caos y guerra, incluso la guerra contra Irán y potencialmente una guerra en contra de Rusia. Le han armado un cuadro a Obama para que lo destruya el Partido Republicano, quienes van a cosechar los efectos de su descrédito.

Y entonces, no será únicamente todo el Medio Oriente y África, sino que el propio Estados Unidos, será el blanco para el tipo de austeridad fascista ejemplificada por las acciones del gobernador Jerry Brown ante la crisis del agua en California. Los problemas da sequía se están extendiendo hacia mayores zonas y las tasas de mortandad se van a acelerar ante un Partido Republicano que rechaza las soluciones, actuando bajo órdenes de Wall Street y Londres cuya programa es la reducción de la población.

Pero la oligarquía financiera occidental, con centro en el sector bancario de Wall Street y la City de Londres, son tan malvados como incompetentes. Y ahora existe un sistema opuesto a esto.

En oposición todo eso, han surgido las naciones aliadas al BRICS como una combinación creciente de desarrollo económico mutuo y una potencia militar defensiva impresionante. No se puede sacar ninguna otra conclusión del impresionante despliegue en Moscú del 9 de mayo, bajo la mirada de los Presidentes de Rusia, China e India, entre otros. Este despliegue ha espantado gravemente a los británicos y Wall Street, aún a pesar de que sus medios financieros y equipos de peritos niegan los avances de los BRICS y su importancia.

Frente a esto, Wall Street y la City de Londres se encuentran en una posición vulnerable; están en quiebra y enfrentan otro crac aún peor.

La nueva maniobra de los BRICS el fin de semana pone esto totalmente de relieve. Grecia fue invitada públicamente a que se uniera y obtuviera crédito del "banco BRICS" (Nuevo Banco de Desarrollo) que va a empezar operaciones en julio. La invitación la hizo el representante de Rusia ante el Nuevo Banco de Desarrollo. Esto inmediatamente produjo en Grecia un viraje hacia una resistencia más férrea a las continuas demandas de la UE de que aplique una austeridad más asesina.

"Esto" comentó el Director Fundador de la EIR, Lyndon LaRouche, "es mucho más explosivo que lo que indican las discusiones sobre el hecho, incluso entre los medios griegos. Los bancos y las economías europeas son extremadamente vulnerables ante la nueva opción crediticia de Grecia y su posible salida del euro. Están al borde de estallar y esto provoca y asusta a la vez a la pandilla de Londres y Wall Street".

La oligarquía británica quiere guerra global o capitulación total de Rusia y China; es su única respuesta ante su bancarrota. "Pero las guerras reales a veces se ganan" concluyó LaRouche, "porque el adversario es tan cobarde, que no consideran el problema que realmente están enfrentando".

Como sucede aquí, con Wall Street y Londres y su títere Obama, frente a los BRICS.