¿Planean una nueva guerra de los Balcanes para sabotear 'Una ruta, Un cinturón'?

14 de may de 2015

11 de mayo de 2015 — Un comando de terroristas de origen albanés asaltó una estación de policía en la ciudad de Kumanovo, en la Antigua República Yugoeslava de Macedonia (F.Y.R.O.M.) a 40 kilómetros de la capital Skopje. En donde murieron 14 de los terroristas y fueron capturados 27.

El vocero de la policía de Macedonia, Ivo Kotevski, dijo que los líderes del grupo terrorista son todos "ciudadanos de Kosovo" y los identificó como Muhamed Krasniqi, alias "Comandante de Malisevo", Mirsad Ndrecaj alias "Comandante Nato", Sami Ushkini alias "Comandante Sokoli"; Beg Rezaj alias "Comandante Begu" y Deme Shehu alias "Juniku". Todos los líderes del ataque son conocidos veteranos del llamado Ejército de Liberación de Kosovo (UCK).

El Presidente macedonio George Ivanov se regresó antes de lo previsto de su visita a Rusia el 9 de mayo, cuando empezaron los enfrentamientos armados en la población norteña de Kumanovo. Los enfrentamientos armados, los más graves en más de una década, plantean la pregunta de si se está planeando una nueva guerra en este cruce estratégico entre Europa y Eurasia, como una forma de sabotear el proyecto de "Una Ruta, Un Cinturón" de China para los Balcanes.

Kotevski dijo que el grupo entró a Macedonia a principios de mayo para lanzar ataques en contra de instituciones estatales y se escondieron en un vecindario al occidente de Kumanovo, en donde la policía encontró grandes arsenales. Kumanovo es un poblado con población étnicamente mezclada a 40 kilómetros al noreste de la capital de Macedonia, Skopje, cerca de la frontera con Kosovo y Serbia. La región fue el centro de hostilidades entre rebeldes étnicos albaneses y fuerzas del gobierno de Macedonia en un conflicto en el 2011. Esa insurgencia terminó con un acuerdo de paz mediado por Occidente que le concedió mayores derechos a los albaneses, que forman una cuarta parte de las 2 millones de personas de la población de Macedonia.

Hace tres semanas, unos 40 albaneses de la vecina Kosovo se apoderaron de una estación de policía en la frontera norte de Macedonia, y exigieron la creación de un Estado albanés en Macedonia. El primer ministro, Nikola Gruevski, dijo el 10 de mayo que algunos de los pistoleros de Kumanovo tomaron parte en ese ataque a la estación de policía.

El actual gobierno de Macedonia contempla unirse a la Unión Europea y a la OTAN, y hay tensiones graves entre el gobierno y la oposición, que por si mismo podría generar violencia.

¿Anda Victoria Nuland soltando a sus nazis en Macedonia?

La desestabilización en marcha sobre Macedonia a manos del grupo terrorista denominado Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), una pieza de las "revoluciones de color" en la región, se conduce bajo la supervisión de Victoria Nuland, la amante de los nazis. Observadores desde Rusia y de Serbia han señalado que la desestabilización dirigida por Estados Unidos tiene como objetivo sabotear el gasoducto "Turkish Stream" (Arroyo Turco) que debería ir desde Grecia a Serbia a través de Macedonia.

Uno de los esquemas que están moviendo en la desestabilización es la operación "Gran Albania". El 7 de abril, el primer ministro de Albania, Edi Rama y el ministro de Relaciones Exteriores de Kosovo, Hashim Thaci (ex dirigente del UCK) declararon que "la unión de Kosovo con Albania es inevitable e indisputable", en una entrevista con la televisora Pristina.

El 30 de abril, Victoria Nuland y el ministro de Relaciones Exteriores de Albania, Bushati, firmaron una declaración de asociación estratégica entre Estados Unidos y Albania, en la ciudad de Washington, DC. (se puede leer el texto en inglés aquí: http://www.state.gov/p/eur/rls/rm/2015/apr/240864.htm).

Poco después del ataque del 9 de mayo, el Ejército de Liberación Nacional (NLA), identificado como la versión macedonia del UCK, se adjudicó la responsabilidad del ataque a Kumanovo, y declararon que a partir de entonces todos los grupos y unidades militares albanesas actuarán como un solo organismo para establecer la "República de Illirida", un preludio para la creación de la Gran Albania.

Los diversos grupos financiados y dirigidos por George Soros bajo el disfraz de "sociedad civil" se movilizaron con protestas en las calles a favor de la minoría albanesa en Skopje el 11 de mayo, mientras que el gobierno de Kosovo envió fuerzas especiales a la frontera con Macedonia. El 12 de mayo renunciaron el ministro del Interior y el jefe de inteligencia del gobierno macedonio.

La Unión Europea, la OTAN y Estados Unidos están presionando al gobierno macedonio. La misiones diplomáticas de Estados Unidos, la Unión Europea, la OSCE y de la OTAN en Skopje, emitieron una declaración conjunta. Y el comisionado de la UE le ha urgido al gobierno macedonio que de una explicación de los acontecimientos.