Kerry: Si Poroshenko usa la fuerza, esto sería destructivo para el acuerdo de Minsk

15 de may de 2015

15 de mayo de 2015 — El tema constante del gobierno de Obama y sus aliados de la OTAN ha sido culpar totalmente a Moscú por la continuación de la guerra en el sureste de Ucrania. Por lo tanto, siguiendo esta línea de razonamiento, si fracasa el acuerdo de Minsk, se deberá a que Rusia no cumplió con su parte del acuerdo. Por lo tanto es algo notable que el Secretario de Estado John Kerry amoneste al régimen de Kiev por contemplar seguir con la violencia para lograr sus objetivos en el Donbass.

Los comentarios de Kerry se produjeron en una conferencia de prensa en Sochi junto con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, el 12 de mayo. Un periodista ruso le pidió a Kerry un comentario sobre la promesa pública hecha por el Presidente ucraniano Petro Poroshenko hace unos días, de retomar el aeropuerto de Donetsk por la fuerza, si fuera necesario. Kerry dijo, según la transcripción del Departamento de Estado, que él no había escuchado el discurso, "pero si en verdad el Presidente Poroshenko promueve la participación en un intento de uso de la fuerza en este momento, le urgiríamos en fuertes términos que piense dos veces antes de involucrarse en ese tipo de actividad que pondría a Minsk seriamente en peligro". Kerry pasó a darle a Poroshenko el beneficio de la duda, que quizá estaba hablando a largo plazo, pero advirtió que "recurrir a la fuerza, venga de cualquiera de las partes, en este momento sería extremadamente destructivo en un momento en donde todas las partes juntaron los grupos de trabajo, los grupos de trabajo se han reunido y los grupos de trabajo tienen la capacidad de tratar de aportar una ruta de avance para todos esos asuntos que nos han tenido preocupados a muchos de nosotros durante los últimos meses".

Lavrov, quien estaba parado enseguida de Kerry, dijo que estaba "absolutamente" de acuerdo con él y que "cualquier intento por involucrarse de nuevo en un escenario de fuerza podría estar socavando en realidad los esfuerzos que hemos estado emprendiendo.

En total, Kerry se reunió durante cuatro horas con Lavrov y otras cuatro horas con el Presidente ruso Vladimir Putin. Además de discutir la crisis en Ucrania y la necesidad urgente de implementar cabalmente los Acuerdos de Minsk, discutieron sobre las negociaciones con Irán del P5+1 y parece que discutieron en particular la situación actual en Siria, en vísperas de la reunión de Obama en Campo David, el jueves 14, con los representantes del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC por siglas en inglés), actos que empezaron el miércoles en la noche con un banquete en la Casa Blanca.

De hecho la visita de Kerry a Sochi fue un golpe político en contra de Obama y los británicos, que han estado en una 'guerra santa' en contra de Putin y Rusia desde el golpe de Estado nazi en Kiev lanzado por Nuland en noviembre del 2013. Fuentes de Washington dejaron en claro que lo que hizo posible el viaje de Kerry fue la fuerte intervención de fuerzas sanas en Washington, entre otras en el Pentágono y el Estado Mayor Conjunto, quienes vieron que el mundo se encaminaba hacia la extinción termonuclear y tenían que actuar. Estas fuentes informaron que el dialogo abierto cara a cara entre Kerry, Lavrov y Putin fue un paso significativo, si bien el primero, para mitigar el peligro de una guerra general.