Discuten Glass-Steagall y salida del euro en una comisión del parlamento italiano

12 de diciembre de 2013

12 de diciembre de 2013 -– La Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados de Italia discutió el pasado jueves 5 del presente las alternativas para un "Plan B" en caso de que Italia abandone la zona del euro, en una serie de audiencias que contó, entre otros, con los profesores Paolo Savona y Antonio Maria Rinaldi.

Tanto Savona como Rinaldi dijeron que Italia debe tener un Plan B, solo que Savona piensa que solo se debe utilizar como una medida de disuasión para negociar un cambio en la política de la Unión Europea, mientras que Rinaldi sostiene correctamente que Italia debe tener una estrategia de supervivencia para enfrentar un inminente desplome del sistema. Más aún, Rinaldi dijo que el elemento central de ese Plan B debe ser una reforma al estilo de la ley Glass-Steagall.

La sección final del informe que presentó Rinaldie, que ya está circulando en Inernet, recomienda que:

"Se prepare con urgencia un Plan B serio y creíble para que de manera ordenada y negociada nuestro país abandone la moneda del euro. Esta evaluación se basa en la consideración de que podría ocurrir un shock financiero externo de dimensiones enormes, como para provocar la implosión de la zona de una moneda única, en contradicción total con las declaraciones sobre la irreversibilidad del euro. El plan, diseñado con la participación de todas las instituciones posibles del país, deberá identificar también en detalle la posibilidad de regresar a la soberanía monetaria, y se debe diseñar de manera similar a un plan estratégico para la seguridad nacional. En este sentido, les recordamos que en la zona del euro tenemos instituciones financieras europeas y mundiales que tienen en sus carteras productos financieros –-o sea, derivados financieros—con valores nocionales que suman más de 20 veces el PIB de sus países. Dado que no se ha disciplinado este tipo de mercado de corretaje con regulaciones transparentes y dado que no se ha definido todavía una distinción clara entre los bancos comerciales y los bancos especuladores, el riesgo de un contagio devastador es sumamente probable. Se deben reconsiderar los elementos que inspiraron al antigua Ley Bancaria de 1933 de Estados Unidos, mejor conocida por el nombre de sus copatrocinadores, Glass-Steagall, la cual estableció una distinción clara entre las dos atribuciones mencionadas. De este modo, con la mayor discreción y secreto, espero que nuestro país adopte un Plan B para una salida ordenada del euro a fin de garantizar que se puedan contener las perturbaciones que inevitablemente golpearán tanto a los ciudadanos como a las empresas y los bancos, a diferencia de la alternativa de una salida precipitada y desordenada. El artículo 139 y 140 del Tratado y el Funcionamiento del Acuerdo de Lisboa incluye la membresía en la UE de países con excepción, y por lo tanto, hace posible legalmente cambiar nuestro status".

El profesor Rinaldi participó como ponente en el acto en contra del euro que se llevó a cabo el pasado martes 3 del presente en el Parlamento Europeo en Bruselas. Otro ponente en ese acto, el profesor Alberto Bagnai, compareció también en la Comisión de Finanzas el miércoles 4. En ambas audiencias, las preguntas de los miembros de la Comisión fueron bastante serias y mostraron que está ocurriendo un cambio de paradigma en el que la permanencia en el euro ya no se percibe como algo irrevocable.

Para leer el informe del profesor Rinaldi, en italiano, haga clic aquí: