Egipto toma el liderato en la crisis en Libia; Primer Ministro libio escapa intento de asesinato

28 de may de 2015

28 de mayo de 2015 — Mientras que la planeada misión libia de la Unión Europea (UE) y de la OTAN se encuentra bajo ataque por sus planes de intervenir "en tierra", es decir, en territorio libio, Egipto trabaja sobre una solución viable con base en el fortalecimiento y ayuda al gobierno legítimo de Libia. El Cairo fue el anfitrión de la tan demorada conferencia de tribus libias ayer, que en su mayor parte fue exitosa, a pesar de que la boicotearon los Zintanis y los Tuaregs.

Según el Libya Herald, los participantes recibieron con "aclamaciones entusiastas" al representante tribal Masoud Omar, quien atacó violentamente a la ONU e hizo un llamado para que se levante el embargo de armas en contra del gobierno legitimo de Libia. Omar dijo que la ONU combate el terrorismo en otros países pero que "prohíbe la compra de armas al ejército libio que está luchando en contra de ese mismo terrorismo y el grupo del Estado Islámico en Libia". Omar también le pidió a Egipto que apoye al ejército libio con armas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Egipto Sameh Shoukry inauguró la conferencia "Construyendo Libia Juntos" asegurándole a los presentes que Egipto "no va a retroceder en su ayuda y apoyo al pueblo libio... Nosotros creemos que no existe otra manera más que el restablecimiento de la paz social y la cohesión entre la población de Libia".

Shoukry dijo que acababa de volar de regreso de Argelia en donde sostuvo pláticas "vitales" con el ministro de Relaciones Exteriores de Argelia Ramtane Lamamra y el primer ministro Abdelmalek Sellal sobre la crisis libia.

El 25 de mayo, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Libia, general de división Abdul Razzaq Al-Nazhuri, fue a El Cairo a reunirse con sus homólogos de la Liga Árabe. El principal tema en la agenda era un borrador de protocolo para una Fuerza Árabe Conjunta, cuya formación fue aprobada en la cumbre de la Liga Árabe en marzo.

Mientras esto ocurría en El Cairo, el primer ministro libio Abdullah Al-Thinni escapó de un intento de asesinato en Tobruk. Estaba saliendo del parlamento después de que un grupo de manifestantes armados irrumpieron la sesión, cuando su carro fue atacado por hombres armados. Por lo menos uno de sus guardaespaldas fue herido aunque el Primer Ministro escapó ileso.