Funcionarios argentinos exigen prisión para el gerente local del HSBC por lavar dinero al cartel de Sinaloa

4 de junio de 2015

4 de junio de 2015 — José Sbatella, director de la Unidad de Información Financiera (UIF) de Argentina demandó que Gabriel Martino, gerente de la sucursal del HSBC en Buenos Aires, sea encarcelado por su papel en lavar $7 mil millones de dólares para el cartel narcotraficante de Sinaloa, cuando Martino era el tesorero de la sucursal del HSBC en México. El HSBC, dijo Sbatella, "tradicionalmente se ha usado para propósitos criminales. Su principal clientela son gente que quiere sacar dinero del país ilegalmente" informó el The Buenos Aires Herald el 2 de junio.

Sbatella testificó el 1 de junio ante la comisión bicameral del Congreso argentino que investiga lo que las autoridades argentinas han calificado de una enorme "empresa criminal", a través de la cual el HSBC creó 4,040 cuentas no registradas para ciudadanos y compañías argentinas en su operación bancaria privada en Suiza, lo que dio como resultado una evasión fiscal de por lo menos $3,500 millones. La comisión bicameral ha extendido su investigación a otros bancos extranjeros también, y ha encontró evidencias claras de operaciones ilegales "sistémicas" que se extienden por todo el sistema bancario.

Como lo revelara en julio del 2012 la subcomisión sobre Investigaciones del Senado de Estados Unidos, encabezada por el senador Carl Levin, entre el 2006 y el 2009 el HSBC dirigió una operación transfronteriza de lavado de dinero del narcotráfico para el cartel mexicano, enviando $7 mil millones al sistema bancario de Estados Unidos. El HSBC dijo "lo siento mucho" y recibió una palmadita en la mano con una multa de $1,900 millones, una gota en el balde comparado con lo que gana con estas operaciones ilegales a nivel mundial.

Sbatella testificó que Martino, en su capacidad de tesorero del HSBC en México, fue "acusado de lavar dinero sucio" cuando se hizo público en caso de lavado de dinero por $7 mil millones. Pero, destacó Sbatella, en un ataque apropiado al sistema de justicia estadounidense, si un banco paga la multa, ningún funcionario va a la cárcel.

Para responder a Sbatella, HSBC publicó un comunicado de prensa negando su participación en cualquier acto ilegal. Mientras tanto, Martino, rehusó arrogantemente responder a las convocatorias para que se presentara ante la comisión, forzando al presidente de la comisión, Roberto Feletti, advertir que iba a forzar a Martino a presentarse ante la comisión por la fuerza, si seguí negándose el funcionario del HSBC.

Mientras tanto en Estados Unidos se acaba de retirar el superintendente de Servicios Financieros del estado de Nueva York, Benjamin Lawsky, el único regulador que ha podido por lo menos forzar a altos funcionarios bancarios internacionales a que sean despedidos de sus empleos. Si bien se negó a atacar directamente al Departamento de Justicia de Estados Unidos, Lawsky dijo hoy en National Public Radio:

"También a lo largo del tiempo nos enfocamos en la responsabilidad individual. Se necesita algo más que solo una multa grande si se quiere cambiar el comportamiento. En última instancia, cuando hay una mala conducta en un banco, en una compañía aseguradora, en una institución financiera, no es la institución en sí que la está realizando; es la gente que trabaja ahí. Y si se quiere evitar que esto suceda en el futuro y mejorar nuestro sistema, tiene que haber consecuencias para esta gente. Así que, finalmente, nosotros teníamos un dicho en la oficina. Decíamos "si estás trabajando en uno de estos casos y no puedes encontrar a alguien que sea responsable por una mala conducta en el banco, simplemente dejaste de buscar".