Actualización de la propaganda de Calentamiento Global; que no te engañen con el fraude de las temperaturas

5 de junio de 2015

5 de junio de 2015 — Hay una gran campaña mediática en torno a la publicación de un supuesto nuevo "estudio científico" que alega demostrar que las temperaturas globales han aumentado en las últimas dos décadas. Parece una respuesta propagandística desesperada porque otros estudios, basados en medidas tomadas por satélites, muestran que no ha habido calentamiento en más de dieciocho años.

Dos evaluaciones independientes de las medidas satelitales (una producida por la Universidad de Alabama en Huntsville [UAH] y otra a la que se denomina el análisis de los "Sistemas de Detección Remota" [RSS] muestran que no ha habido una elevación de la temperatura global en más de 18 años. Este hecho se ha publicado ampliamente por lo que se estaba convirtiendo en un golpe severo a la campaña de intimidación de los locos del calentamiento global y sus amos en el imperio británico.

Así que, en el contexto de la próxima conferencia sobre cambio climático de la ONU en París de noviembre y diciembre, no es de sorprender que haya maniobras para tratar de fomentar la creencia de que ha habido un continuo calentamiento.

El nuevo estudio (si se puede le llamar así) se basa en un nuevo conjunto de "ajustes" a medidas tomadas en el océano y en tierra. Después de estos "ajustes" los autores ahora alegan que los datos muestran que el planeta en realidad se ha estado calentando y que no ha habido "pausa" o "interrupciones" en el calentamiento por más de las últimas dos décadas (en contradicción con las medidas de los dos satélites).

Típica ciencia del calentamiento global, que lo que hace es: si los datos no muestran lo que quieres mostrar, simplemente cámbialos, llámale a esto un "ajuste" e ignora todas las otras medidas que contradicen al resultado al que quieres llegar.

Ya se han producido muchas críticas que desacreditan este nuevo "estudio", pero estamos seguros de que esas críticas no van a ser cubiertas por los medios, a la vez que podemos esperar una nueva ola de lavado cerebral en los medios para intentar crear una creencia masiva en un calentamiento que en realidad no está ocurriendo.

Quizá fue Margaret Mead la que lo dejó más claro en su discurso inaugural en una conferencia de 1975 que contribuyó a lanzar la campaña de intimidación sobre el calentamiento global creado por el hombre:

"Lo que necesitamos de los científicos son cálculos, presentados con el suficiente conservadurismo y plausibilidad pero al mismo tiempo libres como fuera posible de desacuerdos internos que puedan ser explotados por intereses políticos, que nos permitirá a nosotros empezar a construir un sistema de advertencias artificiales aunque efectivas, advertencias que podrían equipararse al instinto animal que huye ante los huracanes...".