Visita de Vladimir Putin a Italia el 9 y 10 de junio

8 de junio de 2015

8 de junio de 2015 — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, visitará Italia el 9 y 10 de junio. Primero asistirá a la World Expo en Milán junto con el primer ministro, Matteo Renzi, el día 9. Ambos mandatarios visitarán las exhibiciones de Rusia y de Italia y sostendrán una reunión bilateral. Asimismo, con motivo de la visita de Putin, los festejos por el Día Nacional de Rusia en la Expo, planeados originalmente para el 12 de junio, se anticiparán en dos días. Finalmente, Putin viajará a Roma al día siguiente, donde se reunirá con el Presidente Sergio Mattarella y con el Papa Francisco.

Se trata de la primera visita que realiza Putin a un país miembro de la OTAN desde el golpe de Estado en Ucrania y desde que se impusieron las sanciones de Obama la Unión Europea y la OTAN.

Como adelanto de la visita, Putin dio una entrevista al diario Corriere della Sera, la cual se reprodujo íntegra en el portal del Kremlin con traducción al inglés (http://en.kremlin.ru/events/president/news/49629).

La prensa italiana ha destacado algunas partes de la amplia entrevista, como por ejemplo: donde Putin dice que la idea de que Rusia podría atacar a la OTAN es una broma; cuando dice que los cohetes nucleares de Estados Unidos pueden llegar a Rusia en 17 minutos; que él había propuesto que Estados Unidos, Rusia y Europea desarrollaran conjuntamente sistemas antimisilísticos pero que Estados Unidos lo rechazó; que si Occidente no hubiese apoyado las fuerzas que dieron el golpe de Estado en Ucrania, las cosas habrían sido diferente.

Al principio de la entrevista, Putin elogió la relación "privilegiada" entre Rusia e Italia, la cual se ha mantenido a pesar de las sanciones. Luego denunció la política de la Unión Europea encaminada a construir un nuevo muro entre Rusia y Europa Occidental, en vez de construir una Europa desde el Atlántico hasta los Urales. Y resulta que si la UE quiere crear una unión aduanera, está bien, pero si los países de la ex Unión Soviética quieren crear una, entonces está mal. Luego planteó la cuestión del Tercer Paquete de Energía, el cual niega "el acceso de nuestros productos de energía nuclear al mercado europeo a pesar de todos los acuerdos existentes". No hay nada en contra de que los países bálticos se unan a la UE, pero ¿por qué tienen que romper las relaciones energéticas con Rusia? Esto obliga a Rusia a construir nuevas capacidades energéticas para sustituirlos. Y lo mismo con Ucrania.

De manera notable, Putin dijo que los líderes de Occidente que rechazaron ir a Moscú el 9 de mayo, "no pudieron ver que las complejidades actuales de las relaciones internacionales quedaran en el pasado, ante algo mucho más importante que está ligado no solo con el pasado, sino también a la necesidad de luchar por nuestro futuro común".