Juncker hace un berrinche en contra de Tsipras

8 de junio de 2015

7 de junio de 2015 — El domingo 7 de junio, en la cumbre del Grupo de los 7 en Alemania, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker acusó al primer ministro griego Alexis Tsipras de distorsionar la posición de los prestamistas de Grecia, la llamada Troika. En respuesta a Tsipras, quien describió las propuestas de Juncker como "absurdas", Juncker dijo:

"Yo no tengo un problema personal en contra de Alexis Tsipras, por el contrario. Era mi amigo, todavía es mi amigo. Pero la amistad, con el fin de mantenerla, necesita ciertas reglas mínimas".

Por lo visto, esas "reglas mínimas" incluyen una disposición a matar a su propia población.

Un funcionario de la Unión Europea (UE) dijo que el jefe de la Comisión se negó a responderle el teléfono a Tsipras el sábado para mostrarle su disgusto.

Respaldando a Juncker, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, quien preside la cumbre de la UE, criticó la negativa del gobierno griego a someterse a la deuda ilegítima que se le ha impuesto a la población griega:

"Si alguien dice que te va a prestar dinero pero que por favor págamelo en un futuro, esta persona no es un ladrón desalmado y no es cierto que los deudores sean siempre morales y los acreedores siempre inmorales" le dijo Tusk a los reporteros.

El ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, continuó atacando la posición que defiende Juncker, en un blog publicado el domingo.

"Se le exige una mayor austeridad a una economía que ya está postrada, debido a la dosis de austeridad más pesada que haya sufrido país alguno en tiempos de paz" escribió.

"No hay oferta de alivio a la deuda. No hay plan para promover las inversiones. Y ciertamente, hasta este momento, no hay un 'discurso de esperanza' para este pueblo caído" dijo Varoufakis.

Esta última referencia es a un discurso que pronunció el secretario de Estado de Estados Unidos James E. Byrnes en 1946 después de la Segunda Guerra Mundial, que le dio esperanzas a los alemanes.

Las propuestas de Juncker son 'absurdas': Tsipras

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, había explicado ante el parlamento griego el viernes 5 que "las propuestas presentadas por los prestamistas son irreales". El gobierno griego, señaló, "no puede consentir con propuestas absurdas", como las del plan que le presentó a principios de la semana el presidente de la Comisión Europea, Juncker. "Quisiera creer que esta propuesta fue un momento desafortunado para Europa, o cuando menos un mal truco de negociación, y que pronto será retirada por las mismas personas que la presentaron", subrayó el Primer Ministro griego.

De acuerdo como lo reseñó el diario griego Kathimerini, Tsipras insistió que en el acuerdo se tienen que incluir planes de alivio sobre la deuda y estímulos económicos para dar una respuesta de largo plazo a los problemas económicos de Grecia. "No necesitamos solo un acuerdo, necesitamos una solución definitiva, tanto para Grecia como para Europa, que termine finalmente con los comentarios sobre una salida griega de la Eurozona", le dijo Tsipras a los parlamentarios.

Aunque Tsipras expresó su confianza de poder llegar a un acuerdo con los acreedores, dejó en claro que no va a aceptar nada que tenga que ver con la exigencia de los acreedores de dejar las relaciones laborales al arbitrio del mercado. Tsipras anunció que su gobierno está preparando un nuevo marco para los reglamentos laborales con la ayuda de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y lo presentará ante el parlamento para su aprobación, aunque vayan en contra de las demandas de los acreedores. La propuesta de Juncker exige que se congelen las relaciones laborales a como estaban antes de la entrada del nuevo gobierno de Tsipras —es decir, volver a despedir a los empleados que fueron recontratados, y volver a reducir los salarios y pensiones— y los acreedores prometen que ya no van a exigir más.