El grupo de consultoría español Ekai Center atacó la política antirrusa como "una vileza y una estupidez"

9 de junio de 2015

9 de junio de 2015 -– El grupo de consultoría español Ekai Center, con sede en el país Vasco, emitió un memorándum de cuatro páginas titulado "Las sanciones contra Rusia: una vileza y una estupidez". El boletín informativo del Ekai Center, que llega a unas 80,000 personas en toda Europa, ataca a las sanciones contra Rusia por ser destructivas para las economías europeas y también denuncia las "políticas claramente 'pre-bélicas' " impuestas a Rusia "contra la opinión y los intereses de los ciudadanos y las empresas del conjunto de la Unión Europea". Los comentarios del centro Ekai se deben ver a la luz de la reciente intervención estratégicamente importante de los líderes socialdemócratas alemanes, Helmut Schmidt, Schroeder y el ministro de Relaciones Exteriores Steinmeier.

Ekai señala: "Las sanciones puestas en marcha contra Rusia por la Unión Europea son, desde luego, una estupidez... que demuestran hasta qué nivel ha descendido la calidad democrática europea... Son también una amenaza directa contra el futuro económico de Europa, contra un futuro de colaboración con los países emergentes... Están dinamitando la principal vía de salida de la crisis para nuestros países, que no era otra sino el impulso que venía produciéndose al desarrollo conjunto de los países avanzados europeos y de los países emergentes, permitiendo a Europa configurarse como el aliado tecnológico clave que los países emergentes necesitan para impulsar su desarrollo, en la posición que la propia Europa necesita para ser capaz de superar la crisis financiera y afianzar su liderazgo científico y tecnológico en el mundo".

Ekai subraya que esa política no es solo una estupidez, "sino también una vileza. Porque, como todos sabemos, su origen no ha sido sino una sucesión de intentos de provocación de Rusia con el fin de buscar repetidamente el enfrentamiento político y militar con este país, con una estrategia de aislamiento y provocación equivalente a la emprendida contra China. La crisis de Ucraniano la provocó Rusia sino el golpe de Estado impulsado por Occidente, destinado a derribar un gobierno democrático para sustituirlo por otro sometido al poder financiero central y con el encargo de provocar de forma constante y repetida el enfrentamiento con Rusia... La incorporación de Crimea no ha sido sino una medida imprescindible de autodefensa frente a la locura expansionista de la OTAN".

El memo de Ekai concluye con el señalamiento de que las sanciones "no es tan estúpido como parece. Es más bien el producto de la lógica de la desesperación en la que nuestros oligarcas se encuentran, como producto de su incapacidad tanto de controlar a los países emergentes como de sacar al sistema financiero occidental del abismo al que se enfrenta desde el estallido de la crisis".