Ex senador filipino informa sobre las advertencias LaRouche sobre la guerra e identifica a Aquino como títere de Obama

17 de junio de 2015

16 de junio de 2015.- El ex senador filipino Kit Tatad, quien fungió como ministro de Información con el Presidente Ferdinand Marcos en la década de 1970 y fue senador en la de 1990, le transmitió a su nación en términos contundentes las advertencias hechas por Lyndon LaRouche en el sentido de que Barack Obama y Angela Merkel están llevando al mundo al borde de la guerra termonuclear en contra de Rusia y China y que la Presidenta filipina B. S. Aquino ha servido como herramienta de Obama en el cerco militar a China, lo que amenaza tanto con la destrucción de Las Filipinas como la aniquilación de buena parte de la población mundial.

En un artículo en la página editorial del Manila Times del 14 de junio, el senador Tatad escribe que con Aquino "ahora estamos al borde de una posible guerra en contra de China. Se nos ha hecho creer que es algo que debemos aceptar porque estaríamos combatiendo con tropas, barcos, aviones, misiles y armamento estadounidense y japonés". Demuestra que China nunca empezaría una guerra como esa, pero que Aquino podría hacerlo, fungiendo como títere a Obama.

Tatad informa en detalle sobre la satanización de Putin por parte de Obama y Merkel, el movimiento de armas, tropas y hasta misiles crucero nucleares hacia la frontera con Rusia, aunque también sobre la oposición a la movilización de Obama en contra tanto de Rusia como de China dentro de las fuerzas armadas de EU.

Luego señala: "Los críticos de Obama lo ven a él y a sus aliados cercanos en la OTAN como las amenazas reales a la paz mundial. Lo ven a él y a Merkel como el motor primario de la campaña para iniciar una guerra con Rusia que podría arrastrar automáticamente a China, una vez que empiecen a volar los misiles.

"En Estados Unidos, esta tesis la defiende Lyndon LaRouche, de Leesburg, Virginia, de 93 años, un cuáquero educado en los clásicos, quien contendió en cada una de las elecciones presidenciales de EU desde 1976 hasta 2004 y pronosticó el desplome económico trasatlántico mucho antes de que sucediera. El sugiere que a instancias de Londres, Obama está promoviendo una guerra termonuclear que podría ser la última.

"El objetivo principal, según su perspectiva, es la despoblación del planeta. Esto es congruente con el famoso comentario atribuido al príncipe Felipe de que después de su muerte el querría reencarnar como virus con el fin de reducir la población a menos de mil millones de personas".

El senador Tatad enumera luego las capacidades de armamento nuclear en el mundo, capaz de "matar a la humanidad 200 veces", y concluyen: "Frente a esta intensa rivalidad entre China y EU, debemos hacerles ver que nosotros somos amigos de ambos y que tenemos nuestros propios intereses que defender y proteger en vez de los suyos. Solo hablando vamos a poder comunicar esto".