Italia pudiera levantar las sanciones en contra de Rusia en represalia contra la política criminal de la UE sobre refugiados

17 de junio de 2015

17 de junio de 2015 — Un importante asesor del Primer Ministro de Italia Matteo Renzi afirmó ayer en entrevista televisiva que Italia pudiera decidir levantar las sanciones en contra de Rusia, si la Unión Europea (UE) continua boicoteando a Italia en el asunto de los refugiados africanos. Ettore Rosato, subdirector de la fracción del Partido Democrático en la Cámara de Diputados (cámara baja), explicó que esto podría ser una opción para el llamado plan B con el que ha amenazado el Primer Ministro Renzi.

El gobierno italiano enfrenta una situación insostenible en la cual barcos británicos, franceses, españoles y alemanes que recogen refugiados africanos a la deriva en el mar, van y los botan en los puertos italianos y después se niegan a permitirle la entrada a los refugiados a sus propias naciones. La crisis se agudizó cuando, hace dos días, Francia y Austria le cerraron sus fronteras a Italia y el ministro del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve reveló en entrevista televisada que Francia había regresado a Italia más de 20,000 inmigrantes ilegales el año pasado.

El Primer Ministro Renzi le dijo a Corriere della Serra en entrevista el 14 de junio que él se va a reunir con el Presidente francés Hollande, la Canciller alemana Merkel y el Primer Ministro británico Cameron, porque "redistribuir solo 24,000 personas es casi una provocación... Si el Consejo Europeo escoge la solidaridad, perfecto. Pero si no lo hace ya tenemos listo un Plan B. Sin embargo, esto sería una herida para Europa". Después de las declaraciones de Cazeneuve, Renzi dijo que "el comportamiento muscular en algunos ministerios en algunos países amigos va en dirección opuesta" a la solidaridad europea. "Italia está aceptando su carga. Estamos salvando cientos de vidas y vamos a continuar haciéndolo".

Está por verse si el populista Renzi va a respaldar sus palabras con hechos y realmente va ha levantar las sanciones a Rusia. Legalmente, Italia puede hacerlo. Sería un revés severo al barco de la UE que se está hundiendo, y una señal de que Italia quiere hacer algo para ayudar a desactivar el peligro de guerra.