Tsipras esta listo para "decir el gran NO"

19 de junio de 2015

18 de junio de 2015 — El primer ministro griego Alexis Tsipras declaró ayer que Grecia está preparada para "decir el gran no" si los mentados acreedores siguen haciendo exigencias inaceptables.

En un discurso ante el parlamento griego, Tsipras dijo: "Estoy seguro que los futuros historiadores reconocerán que la pequeña Grecia, con su poco poder, lucha hoy una batalla más allá de sus capacidades no solo en su propio nombre sino a nombre del pueblo de Europa".

Luego de una reunión con el canciller austríaco, Werner Faymann, Tsipras dijo que la insistencia de las instituciones europeas a que Grecia aumente sus ingresos fiscales mediante el recorte de las pensiones a los jubilados, es incomprensible; el gobierno griego tiene el mandato específico de llegar a un acuerdo sostenible. Tsipras señaló que no contempla nuevas elecciones y que será el gobierno y el parlamento quienes tomarán la decisión. "Si no tenemos un arreglo honorable, una vez más diremos el gran no", insistió Tsipras, de acuerdo al informe de la agencia de prensa Athens-Macedonian New Agency (ANA-MPA).

El martes 16 de junio, en su discurso ante la fracción parlamentaria de Syriza, Tsipras planteó tres condiciones para llegar a un acuerdo, a saber: Alivio de la deuda, no cargarle el peso a los jubilados y trabajadores, y dejar de hablar sobre la salida de Grecia de la Eurozona (la llamada "Grexit" como le dicen en la jerga de los acreedores). Luego atacó al Fondo Monetario Internacional y a la Unión Europea (UE). "Ahora mismo, lo que domina es la visión dura sobre medidas rudas, y la insistencia de Europa en negar cualquier discusión sobre la sustentabilidad de la deuda", dijo Tsipras, y señaló que el FMI tiene "responsabilidad criminal" por el impacto de las medidas de austeridad sobre Grecia.

El ministro de Reconstrucción de la Producción, Medio Ambiente y Energía, Panagiotis Lafazanis, culpó a los acreedores de Grecia y a las instituciones europeas ayer por la falta de un acuerdo en las negociaciones en marcha. "La responsabilidad por el hecho de que no tenemos un acuerdo descansa únicamente en los acreedores y en las instituciones que no negocian con el gobierno sino que exigen una subordinación incondicional", dijo. "El gobierno ha aclarado que Grecia no es un protectorado ni una república bananera, ni está dispuesta a suscribir el exterminio del pueblo griego. Hemos hecho propuestas para un acuerdo que es absolutamente compatible con nuestro programa, que puede poner al país de pie nuevamente y que ofrece una salida positiva de la crisis".

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, habló por teléfono con Tsipras antenoche, y le recomendó que haga un "arreglo pragmático". Vamos a ver.