Conferencia Internacional del Instituto Schiller: Una solución para la deuda "griega" y "africana" en la era de los BRICS

22 de junio de 2015

París, 19 de junio de 2015 — Los problemas de la deuda y de cómo construir una economía productiva, en lugar del sistema depredador que ha tomado control de la economía transatlántica, fueron los temas principales que se abordaron en la Conferencia Internacional del Instituto Schiller que se llevó a cabo el 13 y 14 de junio en París, bajo el título de "La reconstrucción del mundo en la era del BRICS".

Jacques Cheminade, presidente del partido Solidarité & Progres, inauguró el segundo día de la conferencia bajo el lema de "Crédito público y cancelación de la deuda, el desafío político para Europa". Ofreció diversos ejemplos de un sistema financiero mundial que se ha vuelto loco y criminal: La Unión Europea que exige a los países incluyen la prostitución y juegos de azar en su Producto Bruto Interno (PBI); la relación incestuosa entre los bancos y la GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon); comercio de alta frecuencia sin regulación judicial; las operaciones bancarias "a las sombra" y los "fondos paralelos"; $800 billones de dólares en "obligaciones por derivados financieros". Todo un sistema de locura y criminal.

Tenemos que restablecer un mundo de crecimiento real, dijo Chemninade. Es mejor subir al tren de los BRICS que quedarse atrás; peor todavía es oponerse al nuevo sistema, como plantean los oligarcas. Sin embargo, el verdadero desafío para Europa es "añadir un excedente de poder y un horizonte mayor al ímpetu de los BRICS". Cheminade luego describió la métrica utilizada por LaRouche para medir la economía productiva, lo que el finado científico ruso Pobisk Kuznetzov propuso denominar como "La", en honor del concepto de LaRouche de Densidad Relativa Potencial de Población. Eso significa que se tiene que entender al hombre no como un "animal geopolítico que busca ocupar territorios y controlar recursos en oposición a otros seres humanos", sino como un ser creativo capaz de descubrir principios universales y transformar y mejorar a la sociedad a través de aplicaciones tecnológicas.

Grecia: está en marcha un golpe silencioso

Grecia hoy es un ejemplo del caso contrario, las prácticas oligárquicas. Stelios Kouloglou, miembro del Parlamento Europeo del partido griego Syriza, captó la atención del público cuando demostró como la Troika (el Fondo Monetario, Banco Central Europeo, BCE, y la Comisión Europea) utiliza la deuda para intentar derrocar al actual gobierno griego.

La situación es parecida a la de Chile bajo el presidente Salvador Allende, dijo. Antes de que Pinochet entrara con los tanques, el presidente Richard Nixon le dijo a la CIA, "deje que la economía (chilena) grite al cielo". Los bancos cortaron todo el crédito a Chile. Hoy el golpe en contra de Grecia "no es con tanques sino con los bancos". Tan pronto que Syriza llegó al poder, explicó Kouloglou, Mario Draghi, jefe del BCE, cortó sin la más mínima justificación, la fuente principal de financiamiento para los bancos griegos, y la remplazó con la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA por sus siglas en inglés), un programa que se tiene que renovar cada semana. Esto se convirtió en una espada de Damocles colgando sobre la cabeza del gobierno griego".

El Sr. Kouloglou aprovechó la ocasión para hablar con dirigir unas palabras amargas sobre Francia: "Abandonado por el gobierno francés, con cuyo apoyo se había contado, Grecia no puede resolver el problema acuciante del país: la deuda intolerable", que fue utilizada básicamente para rescatar a los bancos alemanes y franceses en Grecia. "La propuesta de convocar a una conferencia internacional sobre la deuda, como la de 1953 que liberó a Alemania de la mayoría de los pagos de reparaciones de guerra, y sentó las bases para el milagro económico", ha sido ahogada en un mar de amenazas y ultimátum", dijo. En ese ambiento tan negativo, la respuesta positiva de Rusia a la petición griega de participar en el nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, "fue recibida con alivio y gran optimismo por el pueblo griego".

El Sr. Kouloglou recibió un nutrido aplauso de los 450 participantes de la conferencia. "!Resistiremos!", concluyó, a la vez que subrayó que queda poco tiempo. "No son suficientes los buenos deseos para el gobierno griego. La solidaridad que merecemos se tiene que expresar con acciones. Nos queda poco tiempo".

África: El mito de la independencia africana

Diogene Senny, secretario general del Movimiento Panafricano UMOJA, demostró luego en su intervención como el endeudamiento de África es el resultado de una "política de conquista orquestada hábilmente por fuerzas neocoloniales", y, por lo tanto, igual que la deuda griega, debe ser declarada "abominable" e "ilegítima".

Diversos factores contribuyeron a la inflación de la deuda externa africana, explicó: 1) deuda privada en la forma de un exceso de eurodólares fue canalizada a África al inicio de los 1960, igual que los petrodólares después del shock petrolero de 1973; 2) "deuda vinculada", o sea, deuda condicionada a la firma de contratos con las empresas de los países donantes; 3) deuda multilateral otorgada por el Fondo Monetario y Banco Mundial. Entre 1970 y 1980, la deuda externa de África aumentó a $89 mil millones de dólares. Según la Comisión Sobre Comercio y Desarrollo de la ONU (UNCTAD), entre 1970 y 2002, África recibió $540 mil millones de dólares en préstamos y pagó $540 mil millones, pero hoy su deuda sigue siendo de $295 mil millones de dólares. Estudios hechos por el Comité para la Cancelación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) demuestran que en 2012, África subsahariana devolvió al mundo el 5 por ciento de su PIB (en servicio de la deuda y ganancias por concepto de inversiones) mientras que los préstamos destinados al desarrollo apenas alcanzaron al 1 por ciento del mismo PIB.

Entonces, preguntó Diogene Senny, "¿quién está ayudando a quién?" La auditoría y cancelación de la deuda por las cuales lucha UMOJA, "no son una solicitud de generosidad a los acreedores, sino un acto de justicia y reparación para los pueblos traicionados".