La EPA de Obama da a conocer un nuevo informe sobre los horrores del cambio climático

25 de junio de 2015

24 de junio de 2915 — La Casa Blanca anunció el pasado lunes 22 que la Agencia de Protección al Ambiente (EPA por siglas en inglés) dio a conocer un nuevo informe "reforzando la necesidad de actuar con un sentido de urgencia" para combatir el supuesto cambio climático ocasionado por el hombre. El estudio pretende ridículamente cuantificar el costo que tiene para la sociedad el no hacer nada sobre el cambio climático, contra los beneficios que habría si actuáramos ahora. "Entre más rápido actuemos, mejor estará Estados Unidos y las futuras generaciones de estadounidenses" dice la administradora de la EPA, Gina McCarthy.

Es un hecho científico que se han perdido millones de vidas debido al viraje generacional hacia las políticas "verdes" después del asesinato del Presidente Kennedy; el descenso tecnológico ha significado que no se han construido presas, no se produce energía, no se siembran alimentos, no se conquistan enfermedades, y, sobre todo, no hay descubrimientos de nuevos principios científicos.

También salió de la cloaca verde ayer, montado en la corriente de la encíclica satánica que acaba de dar a conocer el Vaticano, un estudio publicado en la revista de medicina británica The Lancet, que alega que "se ha subestimado el riesgo potencialmente catastrófico que pudiera tener el cambio climático sobre la salud humana". Una Comisión de la University College London encontró, según dice el copresidente de la comisión, el profesor Hugh Montgomery, que "el cambio climático es una emergencia médica. Esto demanda por lo tanto una respuesta de emergencia".