Schmidt hace un llamado a borrar la deuda griega en entrevista con agencia de prensa Atenas-Macedonia

22 de junio de 2015

22 de junio de 2015 — La agencia de prensa griega semioficial ANA-MPA transmitió una entrevista de 12 minutos con el ex canciller de Alemania Helmut Schmidt, quien hizo un llamado a borrar una gran parte de la impagable deuda griega. Sus comentarios son aún más importantes porque se producen solo días después de la conferencia del Instituto Schiller el 13 y 14 de junio en Paris, en donde Lyndon LaRouche destacó que los ex cancilleres Helmult Schmidt, Gerhard Schroder y el actual ministro de Relaciones Exteriores Frank-Walter Steinmeier del SPD, están asumiendo papeles decisivos para evitar el peligro de una guerra global, la cual podría ser detonada por la crisis griega.

Al decir que una "Grexit" (salida desorganizada de Grecia de la zona del euro, en la jerga mediática) podría llevar a un desastre, Schmidt agregó que Grecia nunca debió unirse a la Eurozona, y que si todavía tuviera su propia moneda, el dracma, sus problemas se podrían solucionar de una manera más fácil. Pero sobre la deuda fue bien claro.

Cuando se le preguntó qué pensaba sobre una cancelación de la deuda griega, siguiendo el modelo del Acuerdo sobre Deuda de Londres de 1953 sobre la deuda anterior a la guerra de Alemania, Schmidt señaló: "Yo quiero decirte que pienso que está totalmente excluido el hecho de que Grecia pueda pagar su deuda. La mayor parte de esta debe borrarse".

Sobre el tema de las reparaciones de guerra de Alemania a Grecia, dijo que dado que Grecia no participó con Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética que llegaron a un acuerdo de tratado con Alemania, el tratado "2+4", para no recibir reparaciones de guerra excepto por pagos a la Unión Soviética, Schmidt dijo que la perspectiva del ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis no se puede considerar totalmente errónea en todos los casos. "Yo no creo que estos reclamos de compensación estén cerrados política y legalmente".

Fue un error que Grecia se uniera a la zona del euro en 1991 en Maastricht, dijo, pero agregó esto se puede rectificar retrospectivamente de una manera coordinada; si sucede de una forma desorganizada va a tener efectos devastadores. Agregó "la sabiduría de los acreedores de Grecia no es particularmente genial".

Ofreció su propia propuesta, diciendo "necesitamos un programa de inversiones europeo que beneficie a Grecia, el cual puede financiar no solo Alemania sino también vía un acuerdo para borrar una gran parte de la deuda acumulada de Grecia".

También dejó en claro que es un "absurdo" decir que Grecia ha "desangrado" a la población alemana, que es lo que leen los alemanes todos los días en los medios de prensa mentirosos.

A una pregunta sobre cómo ve el futuro de Europa desde la perspectiva de la crisis griega, respondió que tenemos que mirar esto de una manera más amplia, que Europa ha actuado de una manera incongruente no solo en relación a Grecia sino también en relación a Rusia y el conflicto en Ucrania. También mencionó al EIIS en Ira y Siria. "Hay muchos problemas que están presionando a Europa y la cual no está ofreciendo soluciones en este momento" dijo.