LaRouche: Con el asalto de cambio de régimen en Grecia les saldrá el tiro por la culata; el sistema transatlántico va a estallar

2 de julio de 2015

LaRouche: Con el asalto de cambio de régimen en Grecia les saldrá el tiro por la culata; el sistema transatlántico está a punto de estallar

2 de julio de 2015 – La Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) y los jefes de Estado europeos aliados se han metido todos en un esquema suicida para utilizar el próximo referendo del domingo 5 de julio en Grecia para derrocar al gobierno de Tsipras. Ese es el significado del rechazo generalizado de la Troika para recibir la carta del gobierno de Grecia el martes por la noche, en donde propone una importante reducción en la deuda y reformas económicas diferentes, con base en la propuesta del fin de semana que hizo la Unión Europea.

El ministro de Finanzas alemán, Schaeuble, la Canciller alemana Merkel, el primer ministro italiano Renzi y el Presidente francés Hollande, todos ellos rechazaron de plano la propuesta griega, y luego de una conferencia telefónica entre los ministros de Finanzas de la unión monetaria europea, se anunció formalmente que no habrá más pláticas con Grecia hasta después del referéndum del domingo. Los medios informativos financieros, empezando por el diario británico Financial Times pusieron a circular una serie de cuentos fraudulentos, todos dirigidos en contra del primer ministro griego Tsipras, incluso versiones increíbles en el sentido de que los votantes griegos se volcarían en contra del gobierno. El tipo de cambio de régimen que se utilizó más recientemente en Ucrania, con propaganda negra tipo tiempo de guerra, se ha desatado ahora dentro de la Unión Europea contra Grecia.

Lyndon LaRouche comentó el miércoles que a las entidades del caso que están ejecutando este ataque en contra de Grecia, les va a salir el tiro por la culata. "Los partidos pertinentes se están metiendo en una trampa", advirtió LaRouche. "El euro era una estafa desde el principio con el Tratado de Maastricht. Fue un plan de Mitterrand, Thatcher y George H.W. Bush, que estaba condenado al fracaso desde el principio, pero que estaba dirigido contra Alemania, y contra cualquier posibilidad de una asociación económica entre Alemania y Rusia en el período inmediato de la posguerra fría".

LaRouche reiteró que toda la dizque deuda griega con la Troika es fraudulenta. Grecia fue violada y ahora está bajo presión para que le pague a los violadores. Eso no se puede tolerar, declaró LaRouche.

En vez de derrocar al gobierno de Tsipras, es más probable que esas maniobras van a disparar el colapso de todo el sistema financiero transatlántico, con todo y la burbuja financiera de Wall Street, que ahora se valora oficialmente en $26.5 billones de dólares tan solo en las obligaciones del rescate.

La única solución real es que haya una convocatoria inmediata a una conferencia internacional sobre la deuda, como la Conferencia de Londres sobre la deuda de 1953, para eliminar la fraudulenta deuda griega y toda la deuda de casino que se ha acumulado en el sistema de Londres y Wall Street. En Estados Unidos, eso significa la restauración inmediata de la ley Glass- Steagall, tal y como se promulgó originalmente en junio de 1933. El modelo de la Glass-Steagall se debe adoptar de inmediato en Europa y en todo el mundo.

El peligro mayor, advirtió LaRouche, es que las fuerzas de Londres y Wall Street, encabezadas por la monarquía británica, reaccionen al resultado contraproducente en su enfrentamiento con Grecia, recurriendo a la guerra, en contra de Rusia y quizás contra China. Todos los elementos de una provocación de guerra están ya en pie, con los despliegues de la OTAN frente a la frontera misma de Rusia en las regiones del Báltico y de los Balcanes.

El representante oficial de Rusia ante al OTAN, Alexander Grushko, hizo una incisiva advertencia en una teleconferencia con periodistas en Bruselas este miércoles 1 de julio, en la cual declaró que la OTAN había lanzado una campaña de contención contra Rusia, antes incluso de lanzar la operación de cambio de régimen en Ucrania encabezada por Estados Unidos y la OTAN. Se refirió a los planes para establecer puestos de comando de avanzada de la OTAN en los tres Estados del Báltico, en Rumania, Bulgaria y Polonia, y advirtió que si la OTAN sigue adelante con su despliegue del sistema antimisiles después del acuerdo P5+1 con Irán, será mayor evidencia de que el objetivo es Rusia.

La realidad es que puede ser que el sistema transatlántico entero no sobreviva la semana, como resultado de las maniobras lunáticas y desesperadas que han lanzado contra Grecia, y el inminente tiro por la culata.