Primer ministro Tsipras: "Un pueblo, un país no puede quebrar; los que quiebran son los bancos"

2 de julio de 2015

1 de julio de 2015 — La noche del lunes 29 en Atenas, el primer ministro Tsipras dio una entrevista a la televisora estatal de Grecia para dejar en claro que Grecia va a sobrevivir como Estado soberano. Expresó, a manera de principio, que "un pueblo, un país no quiebra; los que quiebran son los bancos". Esto sobresale en medio de que en las siguientes horas, personalidades y agencias de la Unión Europea (UE) maniobraron para cortarle toda liquidez a Grecia y lanzaron una serie de ultimátum e insultos.

La secuencia: El lunes a medianoche, el presidente de la Comisión Europea (CE) Jean-Claude Juncker dio a conocer otra propuesta que los griegos consideraron totalmente insuficiente. La mañana del martes 30, el primer ministro Tsipras dio a conocer una contrapropuesta de medidas en una carta al Eurogrupo, integrado por los ministros de Finanzas de la zona del euro. Entre las propuestas estaba solicitar una reestructuración y "reperfilamiento" de la deuda y nuevos arreglos para que continuara la liquidez por dos años más a través del Mecanismo de Estabilización Europeo (MEE). Luego por la noche del martes, el Eurogrupo sostuvo una teleconferencia de 90 minutos y decretaron rechazar la oferta de Tsipras. El Mecanismo de Estabilización Europeo anunció que a partir de ayer, Grecia ya no estaba en el programa del MEE en lo absoluto. Esto significa, entre otras cosas, que se cancelan las cláusulas con las cuales el Banco Central Europeo (BCE) puede darle liquidez a los bancos griegos.

En la entrevista de antenoche, Tsipras dejó en claro que Grecia se va a valer por sí misma y va a sobrevivir como nación soberana. Dijo que los acreedores "no quieren la destrucción de la zona del euro, ellos quieren la destrucción de la esperanza; quieren reducir el capital político de un gobierno que ha prometido cambiar las cosas". Tsipras señaló que "el gobierno griego no quiere ni salirse ni quiere la quiebra de la zona del euro, pero vamos a hacer todo lo que podamos por garantizar la sobrevivencia del pueblo griego. Un pueblo, un país no puede quebrar; los que quiebran son los bancos...

"Vamos a sobrevivir, nos valdremos por nosotros mismos, vamos a vivir y decidir de una manera soberana cuál va a ser nuestro futuro" dijo Tsipras en la entrevista.

Según la reseña de la agencia ANA-MPA, cuando le preguntaron qué es lo que haría si los votantes votan por el "sí" en el referendo para aceptar las condiciones de la UE/FMI, aclaró que él es un primer ministro "para todos los temporales". "No asumí el cargo porque ame el poder. Estoy en esta silla porque fue la elección del pueblo. Si el pueblo apoya esta decisión, yo estaré presente, respetaré el veredicto del pueblo e iniciaríamos procedimientos para que se convirtiera en ley del Estado lo que el pueblo haya decidido".

Rechazó las versiones de que la UE presionaría para sacar a Grecia de la zona del euro, y dijo que "ellos no lo van a hacer, porque el costo sería demasiado alto".

Cuando se le pidió que comentara sobre el pago del préstamo del FMI que vencía el 30 de julio, Tsipras respondió: "Qué nos ofrezcan un acuerdo en la noche para que podamos pagar". Atacó al BCE por cortarle liquidez a los bancos griegos, lo que a su vez forzó la introducción de control de capitales y subrayó que pudieran ocurrir "otras intervenciones" el domingo 5 de julio. Comentó que los bancos reanudarían sus operaciones una vez que el Banco Central Europeo (BCE) restablezca la liquidez.