California: la crisis del agua 'camisa parda' de Obama produce abandono de siembra y abandono de población

7 de julio de 2015

7 de julio de 2015 — Para julio, la situación de crisis en California se encuentra en la fase en que se está forzando el abandono de las cosechas pendientes, por falta de agua y miles de personas están quedando a su suerte ante una emergencia en la salud pública, falta de higiene y enfermedades por falta de agua.

En junio, se anunciaron una serie de órdenes estatales sobre recortes en el agua, lo que afectó las operaciones de granjas con cosechas en los campos ya listas (maíz, tomate y otros), no solo para la "próxima temporada".

El 1 de julio, entraron en efecto las multas ante cualquier violación a la orden de reducción obligatoria en el consumo de agua de entre 25 y 35%. Los recibos normales por consumo de agua se están yendo por las nubes también. Por ejemplo, el 1 de julio, el Distrito Municipal de Servicios Públicos del Este de la Bahía le agregó un sobrecargo extra de hasta un 25% a los recibos de los consumidores.

A nivel federal, el gobierno de Obama se está desentendiendo del impacto por la pérdida de alimentos, y el sufrimiento de miles de familias, que no tienen agua en sus hogares, ni empleo, ni esperanza. El daño es deliberado.

La causa de estos horrores —con peores cosas por venir— no es algo que apareció súbitamente, un episodio climático raro, sino que se ha venido perpetrando durante varias décadas de políticas librecambistas y ambientalistas de rechazo a la infraestructura y desprecio a una solución basada en la ciencia; y ahora, la continuación de esa maldad frente a la mega sequía es la consigna mortal de "Conservación". La supuesta premisa es la gran mentira verde de que las emisiones de CO2 están sobrecalentando la Tierra, y en cualquier caso, los recursos son finitos, así que la población tiene que reducirse para "encajar" en una base que se está reduciendo. Los gobernadores Jerry Brown (actual) y Arnold Schwarzenegger (2003-2011) y Obama son los promotores de esta destrucción, a nombre del imperio de Londres y Wall Street.

El sufrimiento de California es así la demostración viva de lo que pretenden malignamente los autores de la nueva encíclica papal "Laudato Si', en particular John Schellnhuber, y lo que sería la "faz" para la agricultura, el cardenal Peter Turkson y camarilla. La destrucción de Estados Unidos es lo que entienden como "administradores de la tierra" en la práctica.

Abandono de cosechas

El 12 de junio y 26 de junio la Junta de Agua del Estado anunció órdenes de restricción para parar inmediatamente el desvío de agua (de fuentes en la superficie) lo que afecta a docenas de operaciones agrícolas grandes, zonas residenciales y otros usuarios. Se van a perder miles de hectáreas de cosechas. Mientras que en las sequías de los últimos años los agricultores decidieron qué tierra dejar en barbecho y no sembrar, ahora van a abandonar cosechas ya en marcha. El año pasado, los sensores remotos de la NASA calcularon que en lo más álgido del verano pasado el área en barbecho fue de 1.7 millones de acres. Este año, ¿quién sabe? Compárese las probables áreas de barbecho y restringidas en el 2015 al total de acres irrigadas en el estado, unas 9 millones de acres, en los años anteriores a la crisis.

En junio las órdenes de restricción del uso de agua representan la primera vez en la historia que se ataca hasta los llamados "derechos de agua" de los abuelos.

Por ejemplo, el texto de una orden de restricción del 26 de junio: "Con las condiciones de sequía prolongándose en los meses de verano, la Junta de Control de Recursos Hídricos del Estado extienden las restricciones sobre el río Merced a los derechos de agua antiguos que se extienden hasta 1858; y todos los derechos de apropiación [de retiro de agua] anteriores a 1914 y posteriores a 1914 en el río San Joaquín. Los anuncios hechos hoy afectan 16 derechos de agua en manos de once propietarios".

Según The Desert Sun de la semana pasada la orden del 26 de junio afectará 300,000 acres de tierra arable, así como también zonas residenciales y entidades no agrícolas como Vulcan Materials Co. la mayor productora de grava en EU y Pacific Gas & Electric.

Se está acelerando la salida de las operaciones agrícolas del Valle Central para reubicarlas en otros lugares (como México, Perú, Sudáfrica), después de las fugas que ya se habían visto venir en los últimos años. Varios productores simplemente están desertando. Los que están sacando sus operaciones son las grandes empresas agrícolas. Destacan los propietarios "agrícolas" multimillonarios de Wall Street. Una encuesta reciente de miembros de la Asociación de Productores del Oeste encontró 27 compañías de frutas y vegetales (en California, Arizona y Colorado) que emplean a más de 23,000 trabajadores fuera de los Estados Unidos, cosechan más de 114,000 acres y producen 25 cosechas.

Abandono de la población

Miles de residentes agrícolas en California y trabajadores relacionados con la agricultura están pasando penurias. El condado Tulare es la zona de desastre: setenta por ciento de los 1,908 pozos en el estado que no están funcionando están en el condado. En East Porterville (población 7,500, cerca de Fresno), 700 hogares con 3,000 personas, se quedaron sin pozos porque se secaron. Durante más de un año muchos han dependido de las regaderas de las iglesias y acarreo de agua. Muchos están usando agua contaminada con nitrato, lo que está causando enfermedades. El polvo y la falta de higiene están empeorando la salud.