Las acciones de Putin en Siria desestabilizan la campaña bélica de Obama

15 de septiembre de 2015

15 de septiembre de 2015 — Un editorial en el diario Washington Post del lunes 14, titulado "Putin cambia los frentes", confirma que el cambio de flanco que ejecutó el dirigente ruso -–con sus movimientos que todavía están por realizarse plenamente en el teatro sirio— han tenido el efecto deseado de sacar de equilibrio a la Casa Blanca en su curso planeado de confrontar finalmente a Rusia.

Esto es de lo más significativo dado que el autor de este artículo hosco, el subdirector de la página editorial del periódico, Jackson Diehl, no está en lo absoluto complacido con este inesperado cambio de acontecimientos.

Las "maniobras descaradas de Putin han cogido de sorpresa repetidamente al gobierno de Obama— dice Diehl, y agrega que "nadie se ve más tonto por la última maniobra del Kremlin que el hombre asignado a llamar a Moscú para protestar, el Secretario de Estado John Kerry".

Luego de repetir la línea neoconservadora de que el "apaciguamiento de Occidente" es la causa del fracaso de los acuerdos de Minsk en Ucrania, dice que es probable que en eso es con lo que Putin está contando, de nuevo, pero ahora en Siria.

Finalmente, Diehl reconoce que "si uno de los objetivos [de Putin] ha sido mostrar que puede andar empujando a Estados Unidos, lo está haciendo muy bien".