El flanqueo de Putin a los planes bélicos de Obama, no disuadirá a Obama de intentarlos

23 de septiembre de 2015

23 de septiembre de 2015 — Cuando Putin llegue a Nueva York el próximo fin de semana, listo para hacer su ofrecimiento formal para una verdadera "coalición internacional" para derrotar al grupo barbárico EIIS, mediante la cooperación militar con el gobierno de Assad, Irán, Egipto y otros, Obama estará atrapado y expuesto debido a su apoyo real a las diversas organizaciones terroristas engendradas por los británicos y los saudíes en todo el suroeste de Asia, con sus políticas de guerra permanente y el uso de drones asesinos desatados contra los gobiernos laicos de la región.

Lyndon LaRouche alertó ayer contra cualquier expectativa equivocada de que Obama reconocerá la derrota y llegará a un acuerdo con Putin. El carácter de Obama es claro, derivado de su padrastro asesino y que se ha mostrado abiertamente desde sus primeras semanas en el cargo; él hará todo lo que esté en su poder para iniciar una guerra. Él reaccionará de manera violenta, inflexible en que no se puede refutar su concepto imperial y narcisista de si mismo. Solo sacando a Obama de su posición como Comandante en Jefe se puede asegurar que la guerra se pueda evitar, y que se pueda lograr el nuevo paradigma que plantean Putin, Xi Jinping y las naciones del BRICS para acabar con la geopolítica y emprender un programa de desarrollo global.

Recuerden el primer período de Obama. No solo inició la guerra criminal contra Libia, entregando la nación a las diversas organizaciones terroristas en conflicto unas con otras, todas en la nómina de los wahhabistas, y armando a las células terroristas en Siria, sino que además preparaba orgullosamente cada semana su "listado de asesinatos" que serían los objetivos de los drones en cualquier parte del mundo, sin acusaciones penales, sin debido proceso, incluyendo mujeres y niños, simplemente porque le gusta matar. Cada ataque de un drone ha reclutado más terroristas a la barbarie. No es esta la persona que va a llegar a un acuerdo para derrotar al terrorismo o para establecer la paz.

Por otra parte, el semanario EIR realizó ayer su seminario y conferencia de prensa en la Ciudad de Nueva York para dar a conocer el nuevo Informe Especial de EIR titulado " 'Global Warming' Scare Is Population Reduction, Not Science" (El susto por el calentamiento global no es ciencia, sino para reducir la población). Ejemplares de este informe se pondrán a disposición de los representantes que asistirán a la Cumbre del Desarrollo Sustentable de la ONU que se realizará del 25 al 27 de septiembre, en donde los genocidas verdes esperan obligar a las naciones del mundo a firmar acuerdos para sacrificar el crecimiento y el desarrollo económico, y aceptar la reducción de la población, bajo la pretensión fraudulenta de que el carbón tiene algo que ver con el cambio climático. Además de las presentaciones que hicieron los representantes de EIR, partició el ex científico de la NASA, Tom Wysmuller, quien forma parte de la red internacional TheRightClimateStuff.com, quien expuso el fraude del carbón. Se pueden ver las presentaciones, en inglés, en el portal http://www.larouchepub.com/eiw/public/greenfascismpromo/globalwarming_index.html)