Fuerzas Aéreas de la OTAN ensayan una guerra nuclear

14 de octubre de 2015

14 de octubre de 2015 — Ayer comenzó la OTAN su ejercicio con armas nucleares que va a continuar hasta el 16 de octubre, y se llevarán a cabo en la base aérea de Büchel, Alemania. Se le llama "Steadfast Noon", y se trata de un ensayo para lanzar armas nucleares desde aviones bombarderos, entre ellos los jets Tornado de Alemania. El espacio aéreo sobre Büchel estará cerrado para toda aeronave civil hasta el 16 de octubre. Además del poder nuclear de Estados Unidos, van a participar también otros ocho países miembro de la OTAN que no tienen poder nuclear. Participarán con sus fuerzas aéreas: Alemania, Italia, Holanda, Bélgica, Polonia, República Checa, Grecia y Turquía.

Mientras tanto, Sputnik informa que el Secretario de Defensa de Gran Bretaña Michael Fallon y el enviado de Gran Bretaña ante la OTAN, sir Adam Thomson, en respuesta ante una imaginaria amenaza rusa, quieren que la OTAN y sus aliados lleven a cabo ejercicios gigantescos que incluyan a los submarinos cargados con armas nucleares Trident de Gran Bretaña. Es más, se lanzaría un misil como prueba por primera vez desde el 2012.

Sputnik señala que "el Reino Unido está empleando la misma estrategia de inflar exageradamente la amenaza rusa no existente para presionar la realización de ejercicios nucleares".

Gran Bretaña opera cuatro submarinos clase Vanguard estacionados en la base naval Clyde en Escocia, que portan 16 misiles Trident II.

Sputnik cita después un informe de febrero del 2015 de la Sociedad Henry Jackson, en donde se alega que la inteligencia rusa está buscando encontrar la "firma acústica" que dejan los submarinos clase Vanguard para poder neutralizarlos. "Si Rusia pudiera obtener una grabación de la "firma" esto tendría serias implicaciones para la capacidad de disuasión nuclear del Reino Unido; ya que Rusia podría rastrear los Vanguard y potencialmente hundirlos antes de que ellos pudieran lanzar sus misiles" afirma el documento.

Sin embargo, en Gran Bretaña existe una oposición bastante importante, incluso entre los altos mandos militares, a la existencia de la llamada disuasión nuclear, en primer lugar, y esto en un momento en que los Trident están llegando al final de su ciclo de vida con su programa sucesor todavía pendiente de ser aprobado.

Un experto británico en la no proliferación nuclear le dijo a la EIR que si Gran Bretaña se saliera de la Unión Europea (UE) después del referéndum al que convocó el primer ministro David Cameron, es probable que los promotores de la independencia de Escocia, donde tienen su base los submarinos, exigirían un nuevo referendo en Escocia para salirse del Reino Unido, que es probable que se aprobara. El Partido Nacional Escocés (SNP) que gobernaría a una Escocia independiente, está comprometido con una política libre de armas nucleares. El SNP está en contra de renovar el Trident.

El dirigente del Partido Laborista del Reino Unido, Corbyn también se opone al Trident. Pero incluso gente dentro de la institución militar se opone al Trident, entre ellos el general de división Patrick Anthony; el general de división Patrick Cordingley, ex comandante de la 7ma Brigada Blindada (Ratas del Desierto) en la Guerra del Golfo de 1991; el general (r) del Ejército lord Ramsbotham; el general (r) sir William Gerald Hugh Beach; y el mariscal de campo (r) lord Bramall, quien escribió una carta el 16 de enero del 2009 al Times en donde argumenta que "las armas nucleares han mostrado ser completamente inútiles como factor de disuasión ante las amenazas y la escala de violencia que actualmente enfrentamos, o probable enfrentaremos, en particular el terrorismo internacional; y entre más las analiza uno más inútiles resultan".